elEconomista.es

Los mensajes guarros que Jeff Bezos y su amante se intercambiaban, al descubierto

11/01/2019 - 11:27

Un divorcio, una amante y una investigación millonaria. Las últimas 24 horas del fundador de Amazon han sido de lo más ajetreadas. Jeff Bezos se ha visto obligado a anunciar públicamente su divorcio tras saber que su relación con Lauren Sanchez, casada y amiga de su mujer, iba a ver la luz gracias a una investigación millonaria que ha durado cuatro meses y en la que algunos medios ven la mano de Donald Trump, reconocido enemigo de Bezos.

Este jueves, el National Enquirer ofrecía 11 páginas de fotografías exclusivas de Bezos y Sanchez y algunos detalles íntimos que no dejaban lugar a dudas: su relación es mucho más que una amistad. En las imágenes, el fundador de Amazon y la presentadora de televisión se muestran en actitud muy cariñosa, cogidos de la mano e incluso besándose en algunos de los exóticos lugares que han visitado durante los últimos cuatro meses, en los que los periodistas han seguido sus pasos.

Bezos y Sanchez viajaban en el jet privado de él y mantenían citas secretas en fincas y hoteles. Según la citada publicación, también se enviaban selfies eróticos (que no han publicado por razones obvias) y mensajes subidos de tono: "Te quiero oler, te quiero respirar. Quiero mostrarte mi cuerpo, besarte los labios, te amo. Estoy enamorado de ti", decía el magnate en uno de ellos.

Esta información ha sido un jarro de agua fría para Bezos, casado desde hacía 25 años, padre de cuatro hijos y hombre familiar y hogareño que presumía de serlo, por lo que no parece que lo desvelado por el National Enquirer sea una casualidad, más teniendo en cuenta que este diario es afín a Donald Trump (reconocido enemigo de Bezos) y competencia directa de The Washington Post, propiedad de Bezos.

Ahora todo apunta a que el divorcio del fundador de Amazon y la madre de sus hijos no será tan amistoso como han querido hacer ver. Durante los 25 años que ha durado su matrimonio, Jeff y Mackenzie Bezos han amasado una fortuna de 164.000 millones de dólares que, tal y como anunciaron, repartirán al 50 %, pues se casaron en 1993 en régimen de gananciales. Su residencia principal está en Seattle, pero tienen propiedades repartidas por Washington, Beverly Hills y Manhattan, entre otros.


PUBLICIDAD








Comentarios 6

#1
11-01-2019 / 14:30
ale hop
Puntuación 12   A Favor   En Contra

Menudo Manolo es ella, tía fea fea

#2
11-01-2019 / 16:37
Puntuación 10   A Favor   En Contra

Más feo es él.

#3
11-01-2019 / 17:23
Luis
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Si le tocas los pies al presidente de USA, alguien te va a hacer pupa. Lo que le ha pasado a Bezos es un aviso para navegantes...

#4
11-01-2019 / 22:51
urraca
Puntuación 10   A Favor   En Contra

El es feo,feo, !menuda buitra será ella!,ya se sabe,en éstos casos,si fuera el barrendero del pueblo seguro que no estaba con el.

#5
12-01-2019 / 01:31
Bezos te parto el ojo
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Le metería un puñetazo en su ojo izquierdo para dejárselo medio cerrado e igualarle con el otro...

#6
12-01-2019 / 04:47
mistervilaporas
Puntuación -2   A Favor   En Contra

gran organziador del mundial. parece que no habrá la canción de loscuervos en lapeliculade dumbo 'porque nunca vi ni ejpero ve a unelefanteiolar" o quiza le quitenlopicante como hicieron con laccancion esterotipcia de lou.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.