elEconomista.es

Beatriz Tajuelo, tras la ruptura con el líder naranja: la vida sigue sin Albert Rivera

8/01/2019 - 15:39

Beatriz Tajuelo y Albert Rivera han roto después de cinco años de relación, tal y como adelantamos este lunes, después de que nos lo confirmara un portavoz autorizado de Ciudadanos. La noticia ha sorprendido a muchos. El cantaor Miguel Poveda, para quien ella trabaja, ya le dijo a Bertín Osborne: "Albert y Bea se complementan de maravilla", en presencia del líder de Ciudadanos, que se limitó a sonreír complaciente. Y en octubre, días antes dejarlo, hacían 'manitas' en los premios Princesa de Asturias. Tras el adiós, la ex azafata sigue trabajando para la empresa que se encarga de hacer los videoclips del cantaor, ve a sus amigas de la época en que volaba, y dicen que sigue siendo fiel al partido de su ex.

Tajuelo llegó a la vida de Albert Rivera meses después de que, en octubre de 2013, el presidente de Ciudadanos anunciara el fin a sus casi dos décadas de relación con la psicóloga especialista en adicciones Mariona Soperas, madre de la única niña del líder naranja, Daniela, que nació en 2010. Su romance con Tajuelo se mantuvo oculto durante meses y no saltó a los medios hasta principios de 2015. Pasó de verse con su novio en las suites del madrileño hotel Eurobuildig (estuvieron empadronados juntos en un sencillo piso en Hospitalet, donde votaban) a residir con él oficialmente en un chalet de lujo en Pozuelo.

Primero supimos de la historia de amor del presidente de Ciudadanos gracias a los paparazzi, que robaron fotos de ambos juntos. Más tarde, Albert y Beatriz posaron juntos con total naturalidad en actos relevantes, los primeros de los cuales coincidieron con la precampañas electorales y compromisos sociales y políticos del líder naranja. Conforme C's subía en las encuestas y más gente empezó a tomarse en serio la posibilidad de que Albert Rivera se convirtiera en presidente del Gobierno, Beatriz Tajuelo no solo incrementó su presencia pública junto a su novio sino que fue colocada por algunos medios como candidata a ser inquilina de la Moncloa junto a su pareja, con quien no estaba casada pero con quien sí compartía domicilio, al menos hasta noviembre.

Su presencia en los Premios Princesa de Asturias, por cuarta vez consecutiva, nos dejó comprobar que la relación entre ambos iba viento en popa con detalles poco habituales en la clase política, como cuando se pusieron a hacer 'manitas' en el Teatro Campoamor de Oviedo durante el actor de entrega de los Premios Princesa de Asturias, escena que nuestras cámaras recogieron y que recuperamos ahora. 

Aquel 19 de octubre, semejantes gestos de cariño no hacían presagiar que, días después, apenas semanas después, Beatriz Tajuelo y Rivera tomarían cada uno su camino tras cinco años de amor. La entonces novia de Albert Rivera arriesgó aquel día con un modelo bicolor, de manga francesa (tendencias, tendencias...) y con un enorme lazo al hombro. Los complementos en blanco y el pelo recogido completaban su acertado look. Pero la escena más bonita de todas fue la que protagonizaron en el patio de butacas: alejada del protocolo, espontánea, fresca y muy bonita: sentados en el patio de butacas, se pasaron los discursos de algunos de los premiados haciendo manitas. Se pueden escribir muchas cosas sobre ello, todas bonitas, pero lo mejor es volver a verlos.

Beatriz nació en Hospitalet de Llobregat. Y llamó la atención desde el principio de su salto al circo de la vida pública por la naturalidad durante la llegada a los premios Princesa de Asturias en el año 2015, en el mismo escenario en el que este año ya estaba menos tensa, más suelta aún que aquella primera vez. Albert Rivera y Beatriz Tajuelo aparecieron juntos públicamente por primera vez durante los premios Planeta en Barcelona a finales de aquel mismo 2015.


 

Tras la ruptura, Beatriz sigue trabajando para Crazy4fun, cuyo administrador mancomunado es Rafa Coto, el representante de Miguel Poveda. La empresa se encarga de la estrategia de campaña de Inés Arrimadas o el programa musical de La 2 La hora musa, pasando por videoclips del cantaor.

Además, mantiene muy su grupo de amigas de siempre, de cuando era azafata. De hecho participa  en actos relacionados con la aviación desde un punto de vista femenino. Tajuelo está implicada y apoya la asociación de @Aviadoras_AEP. También sigue fiel al partido de su ex. Cuando salía con Alberto, la vimos a menudo derrochando entusiasmo en cada noche electoral, ejerciendo de acérrima ciudadana naranja. Tal vez la sigamos viendo. Tal vez no. De momento, del amor quedan los recuerdos y el rastro que aún no han borrado de sus redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

????????????#praia #comporta

Una publicación compartida de Albert Rivera Díaz (@albertriveradiaz) el


PUBLICIDAD








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.