elEconomista.es

Kevin Spacey: orden de alejamiento y libertad sin fianza tras declarar por una presunta agresión sexual

8/01/2019 - 13:37

El protagonista de House of cards acudió este lunes al juzgado de Nantucket, Massachusetts, para declarar por la acusación de agresión sexual por parte de un joven camarero de 18 años. Kevin Spacey (59) guardó silencio durante los 11 minutos que duró su comparecencia y el juez le concedió la libertad sin fianza pero con condiciones: una orden de alejamiento de su presunta víctima y estar localizable y disponible las 24 horas del día. De ser declarado culpable, podrían condenarle a cinco años de prisión.

Los hechos se remontan a julio de 2016. Tal y como describe la denuncia de William Little, un camarero que entonces tenía 18 años, Spacey se acercó al joven para ofrecerle alcohol (la edad mínima para consumir es 21 años en el estado de Massachusetts) y mientras bebían cerveza y whisky, el actor se le insinuó y le invitó a acompañarle a casa. La madre del denunciante, una conocida periodista, concedió una rueda de prensa para dar detalles sobre lo sucedido: "Spacey acarició el muslo de mi hijo y le desabrochó el pantalón. Metió su mano en los pantalones de mi hijo y agarró sus genitales. Mi hijo entró en pánico, se quedó paralizado porque estaba borracho", relató la madre. "Mi hijo aprovechó que Spacey se fue al baño para salir corriendo del bar".

El juez que lleva el caso, Thomas Barret, ha fechado la segunda vista para el próximo 4 de marzo, aunque en esta ocasión no está obligado a comparecer. El abogado de Spacey, Alan Jackson, ha afirmado que el propio denunciante mintió al actor sobre su edad (el mismo Little declaró que le había dicho 23 años) y ha solicitado los mensajes telefónicos del ex camarero durante los seis meses posteriores a la supuesta agresión, con los que espera demostrar la inocencia de su cliente. 

El actor se enfrenta a cinco años de prisión por esta acusación y no es la única que ha recibido desde que se desatara el movimiento MeToo. Spacey acumula más de 20 acusaciones por actitudes inapropiadas mientras fue director del teatro Old Vic de Londres y en 2017, el también actor Anthony Rapp afirmó que el protagonista de American Beauty trató de abusar de él cuando sólo tenía 14 años y acudió a una fiesta en su casa. 

Spacey, que era una de las grandes estrellas de Netflix, fue despedido por la plataforma tras el escándalo aunque no se fue con las manos vacías, sino con un finiquito de casi 40 millones de euros. Él ha proclamado su inocencia pero a pesar de ello, nadie en Hollywood quiere que su polémica les salpique: Ridley Scott ha suprimido todas las escenas de Spacey en su última película, Todo el dinero del mundo.


PUBLICIDAD








Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.