elEconomista.es

La patética y lamentable pero tragicómica vida de Silvio Berlusconi llega al cine

4/01/2019 - 13:47

El carismático Toni Servillo tiene que esforzarse para ser más extremo que el verdadero Silvio Berlusconi. Sin embargo, y aunque parezca mentira, hoy el ex primer ministro tiene compañeros en la política que le pasan por la derecha y que son quienes gobiernan Italia. Aun así, los excesos, la fabulosa fortuna y sobre todo el tragicómico patetismo que han rodeado al magnate de sonrisa amplia dan para una película y tal vez más. De momento, este fin de semana se ha estrenado en España Silvio y los otros, biografía libre del hombre que se creyó un dios con derecho a comprar y engañar a todo el mundo.

Berlusconi es el último responsable de que España esté hipnotizada con la programación y personajes de Telecinco: controla la junta de accionistas de Mediaset y maneja una fortuna estimada en 7.000 millones de dólares, según Forbes. 

Debido a su condena por fraude, Berlusconi no ha podido ostentar ningún cargo público alguno desde que fue condenado en 2013  hasta ahora, pero la prohibición acaba este año recién estrenado. Su partido, Forza Italia, está resurgiendo con la ayuda de su núcleo más cercano, incluida su novia de 29 años.

En la película, uno de los personajes que rodean a Berlusconi es Gianpaolo Tarantini (que en la película es un tal Sergio Morra), empresario encarcelado por tráfico de cocaína y acusado de corrupción para proporcionarle jóvenes prostitutas dispuestas a hacerle la vida más alegre a Il Cavaliere. 

Nadie ha sido capaz de probar la relación de Silvio Berslusconi con el crimen organizado hasta la fecha, y sin embargo no son pocos los que ven en el dueño de Mediaset una versión italiana de Tony Soprano, el mafioso televisivo que se acostaba con todas las mujeres que le gustaban para luego echarlas de su vida y sobornaba a quien no podía asesinar. 

El primer responsable policial que investigó las cuentas de Berlusconi no encontró nada y acabó dejando la Policía para trabajar a sueldo del propio Silvio. Por supuesto, Berlusconi sostiene que todo son rumores "alejados de la realidad y absolutamente falsos".

Más allá de la parodia de Sorrentino (La Gran Belleza), que ha dado para dos películas, aunque se han fundido en una de dos horas y media, ahora conocemos nuevos detalles de la vida de Berlusconi y sus escándalos sexuales gracias en parte a la biografía del periodista estadounidense Alan Friedman, donde el propio empresario y ex primer ministro habla para decir, entre otras cosas, que no se arrepiente de nada. La realidad supera la ficción en muchos aspectos de la vida de Berlusconi igual que los polémicos arreglos estéticos y capilares de Berlusconi (arriba) parecen aún más grotescos que la caracterización del actor Toni Servillo para darle vida en la pantalla.

Berlusconi, que hizo 82 años en septiembre, no solo niega haber perseguido a las mujeres, a veces casi niñas, sino que las acusa a ella de perseguirle a él: "Cuando era un adolescente, mi madre siempre solía decirme que era el chico más guapo de la playa. Cantaba, tocaba la guitarra y destacaba en los deportes, así que era realmente atractivo para las chicas. La verdad, tengo que decir, es que casi siempre he sido la persona que era seducida, más que el que realizaba la seducción", dice el milanés.

"Siempre he tenido éxito al establecer relaciones personales, tengo feeeling, química", afirma en el libro el fundador de Forza Italia y ex primer ministro. "Así es como alcanzo mis metas. Soy seductor por naturaleza". Pero, pese a esto, el ex presidente del Milan atribuye su fama de mujeriego a la leyenda y afirma que está sobredimensionada: "Siempre he sido un adicto al trabajo… No he dedicado mucho tiempo de mi vida a perseguir y seducir al sexo débil. He tenido una vida ordenada. Siempre he sido un hombre de familia, y he tratado de dedicar el tiempo libre a mis hijos. El resto de historias que circulan sobre mi son sólo inventos para dañar mi figura pública".

Il Cavaliere ha estado casado solo dos veces, pero sus amantes (conocidas) se cuentan por decenas, sin contar las que podríamos calificar como acompañantes de pago. No lo estamos inventando: en 2013, un Tribunal de Milán consideró probado que Berlusconi había mantenido relaciones sexuales con la joven marroquí Karima el Mahroug, más conocida como Ruby Rompecorazones, a cambio de "ingentes cantidades de dinero", cuando aún era menor de edad.

El sumario del caso habla de Ruby como una más del engranaje en el "sistema de prostitución" de la residencia de Berlusconi en Arcore (ciudad italiana situada en la Provincia de Monza y Brianza, en la Lombardía) donde las jóvenes, "algunas de ellas prostitutas profesionales, practicaban relaciones sexuales en múltiples contextos". El tribunal consideró probado que la persona que dirigía las exhibiciones sexuales de las jóvenes era el propio Berlusconi, quien impulsaba el denominado 'bunga-bunga', en el que los chicas se encargaban de "satisfacer los deseos del imputado".

Cuando estalló el escándalo, la prensa italiana aseguró que el que fuera amigo de Aznar mantenía algo sí como un harem de 33 jóvenes. Berslusconi, aplicó su famoso cinismo para dar su versión: "Aunque sin duda soy travieso, la idea de tener 33 chicas en dos meses parece un poco demasiado". No olvidemos que cuando era primer ministro, Il Cavaliere asistió en El Escorial a la boda de su amigo, entonces presidente del Gobierno de España. Y no olvidemos tampoco que Aznar, antes de llegar a la Moncloa, ya había hablado con Silvio de su llegada a España a través de Mediaset, entonces Gestevisión. 

Berlusconi se considera,  como Aznar, un hombre de familia. Sin embargo, y a diferencia del marido de Ana Botella, el milanés ha ido abandonando a todas sus mujeres por una más joven que ellas. A su primera esposa, Elvira Dall'Oglio, la conoció con 20 años (él tenía 24) y tras dos décadas de matrimonio y dos hijos la abandonó por la actriz Veronica Lario, 20 años más joven que él.

Su segundo matrimonio empezó a romperse, por decirlo de alguna manera, en 2007, cuando Berlusconi apareció en televisión coqueteando como si no hubiera un mañana en una fiesta llena de actrices, modelos y bailarinas, y diciéndole a una chica venezolana que iría a cualquier sitio con ella. Desde entonces los escándalos de Berlusconi, se sucedieron hasta que el llamado caso bunga-bunga hizo estallar a Lario quien, en un comunicado, declaró que no podía estar con un hombre que frecuentaba menores.

Ahora sale con Francesca Pascale, que tiene 29 años (la diferencia de edad es ya de medio siglo) y se alternan las informaciones que anuncian boda con las que prevén ruptura. ¿Qué más da?

El bunga-bunga no solo acabó con el matrimonio de Berlusconi. También supuso el principio del fin de la carrera política de Berslusconi, pasado en 61 casos judiciales en los últimos 20 años. Y nunca condenado por delitos sexuales. En 2013, la Corte Suprema de Casación lo condenó a 4 años de prisión por fraude fiscal, pena de la que se libró por ser mayor de 70 años.

Debido a su condena por fraude, Berlusconi no ha podido ostentar ningún cargo público alguno hasta ahora, pero la prohibición acaba este año recién estrenado. Su partido, Forza Italia, está resurgiendo en la italia del neofascista Salvini con la ayuda de su núcleo más cercano, incluida su novia de 29 años.







Comentarios 1

#1
06-01-2019 / 14:41
artesano
Puntuación 7   A Favor   En Contra

¡Por favor!. Poderoso caballero es don dinero, capaz de comprar dignidad, honorabilidad, objetividad, imparcialidad y todas las demás cualidades inherentes a la profesión de la información que se rasga las vestiduras cuando un juez atenta contra la libertad de expresión (¡ja,ja,ja,ja,ja.....!). Los periodistas, como los jueces, notarios, maestros, médicos y demás colectivos se apoyan en un título para ostentar un estatus superior a los demás, pero eso se ha quedado en nada, o mejor dicho, en el status económico, salvo casos escepcionales. La dignidad, la honestidad, la eficacia y la ÉTICA PROFESIONAL se ganan en el día a día. Estamos cansados, hastiados, asqueados de toda la mierda profesional que no vale un euro aunque ganen millones de ellos. Las redes y los medios de comunicación se están cargando la sociedad. Y de los políticos ya no digo nada, porque raro son los no que no quieren asaltar al poder con nuestro voto para malgastar nuestros impuestos. SON UNOS PERFECTOS PANZISTAS. Hago apología al voto en blanco y a la reforma de la ley electoral.