elEconomista.es

Nieves Álvarez y el bikini que te hará olvidar el de Cristina Pedroche en las Campanadas

3/01/2019 - 17:57

El bikini de flores de Cristina Pedroche se ha convertido en el tema por excelencia de la semana. El look de la presentadora en las Campanadas no dejó a nadie indiferente y muchos son los que han expresado su opinión tanto en las redes sociales como en los medios. Pero el protagonismo de la vallecana podría tener las horas contadas. Y es que Nieves Álvarez (44) ha ido un paso más allá y ha publicado la imagen en bikini definitiva.

La modelo ha subido a Instagram una instantánea que ha revolucionado a todos sus seguidores. Se trata de la portada de Vogue que protagonizó en enero del 2000 para la versión francesa de la revista. En la misma, Nieves aparece con un minibikini de diamantes y con una pose muy sensual. "Actitud 2019", escribía bajo la fotografía, en toda una declaración de intenciones para el nuevo año.

Curiosamente, Álvarez ha elegido compartir esta fotografía con sus fans en una semana protagonizada por el bikini que llevó Pedroche para despedir el año, un modelo copiado del de Yves Saint Laurent y lucido por Laetitia Casta en 1999, tan solo unos meses antes de que Nieves protagonizara la portada de Vogue.







Comentarios 4

#1
04-01-2019 / 00:45
Puntuación 14   A Favor   En Contra

Nieves Álvarez y la Pedroche se parecen como un hueco a una castaña.....en el físico, en el estilo, en la elegancia, etc, etc, etc....ya quisiera la choni de las campanadas!

#2
04-01-2019 / 09:22
Ender
Puntuación -15   A Favor   En Contra

Pues la Álvarez se mantiene delgada a base de no comer, de ahí que sea más plana que una tabla de planchar.

Mientras que la Pedroche ha adquirido su fantástica figura a base de correr.

¡De ahí que conserva un bonito pecho!

#3
04-01-2019 / 09:50
ERNESTO
Puntuación -13   A Favor   En Contra

MENUDA CARA DE FULANA BARATA QUE TIENE LA NIEVES ESTA

#4
05-01-2019 / 00:02
Ender
Puntuación 0   A Favor   En Contra

CUALQUIER TÍO TIENE MÁS TETAS QUE LA NIEVES ÁLVAREZ ESTA. PERO CUALQUIER HOMBRE, SÍ.