elEconomista.es

Irene Villa y Juan Pablo Lauro se separan después de siete años de matrimonio y tres hijos

12/12/2018 - 8:54

Irene Villa (40) y Juan Pablo Lauro (36) han decidido poner fin a su matrimonio después de casi una década juntos y tres hijos en común. La periodista ha sido la encargada de dar algunos detalles sobre esta decisión: "Todo ha sido de mutuo acuerdo y no hay terceras personas. Hace un mes que firmamos los papeles de la separación pero aún está pendiente el divorcio".

Irene Villa y su marido atravesaban una crisis desde hacía meses aunque sus familiares y amigos creían que serían capaces de superarla. No ha sido así: "Nuestras familias se han llevado un gran disgusto porque no se lo esperaban... Nadie se lo esperaba", ha explicado la periodista en Hola.

"Este verano nos dimos cuenta de que teníamos que tomar una decisión, pero no fue ningún drama. No siento que mi matrimonio haya fracasado, porque tengo a tres hijos maravillosos y un compañero de vida para siempre". Además, ha asegurado que no ha habido disputas por dinero: "Teníaos régimen de gananciales y hemos llegado a un acuerdo en el que hemos sido los dos muy generosos. Hasta la furgoneta familiar, si él tiene a los niños se la queda y al revés".

Irene Villa y Juan Pablo Lauro, un argentino afincado en España desde los 19 años, se casaron en junio de 2011 en la iglesia San Francisco El Grande de Madrid. Se habían conocido dos años antes en la Fundación También, cuyo objetivo era la integración social de personas con discapacidad. El flechazo fue casi inmediato y poco después iniciaron una relación cuyos frutos han sido tres hijos: Carlos (6), Pablo (3) y Eric (2). "Juan Pablo habló con los niños y se lo contó con mucho amor y cariño. Fue muy emocionante. Les dijo: 'Papá y mamá siempre se querrán pero, a partir de ahora, tendréis dos casas", ha explicado Irene, que no cierra la puerta a una futura reconciliación: "No es una decisión cerrada, que la vida da muchas vueltas y quién sabe si algún día volvemos donde lo dejamos".

La última aparición pública de Irene Villa fue hace unas semanas, cuando acudió al estreno de Circlassica, el espectáculo dirigido por Emilio Aragón, y lo hizo sola, algo que ya levantó ciertas sospechas, pues su marido siempre la acompañaba. A pesar del complicado momento que atravesaba, mostró una amplia sonrisa y es que Irene es conocida por su espíritu luchador y vitalista: a los 12 años, fue víctima de un atentado terrorista de ETA junto a su madre por el que perdió las dos piernas y tres dedos de una mano.

Hace un año, Irene sufrió un embarazo ectópico y tuvieron que extirparle las trompas de Falopio: "Después de que me operaras, yo sentí que cambié. Eso no ha sido el motivo, pero sí el comienzo de algo. Por otra parte, Juan Pablo está haciendo realidad su sueño de ser piloto y eso también nos ha cambiado la vida".







Comentarios 0