elEconomista.es

El suegro de Messi, condenado a pagar 50.000 euros a una empleada que le acusó de maltrato

7/12/2018 - 10:02

La familia del astro argentino no deja de provocarle dolores de cabeza. El último ha sido su suegro, Jose Rocuzzo, que ha sido condenado por la justicia laboral de El Rosario a pagar 2.000.000 de pesos, casi 47.000 euros, a una empleada de su cadena de supermercados.

Según el diario argentino La Nación, los hechos acaecieron en 2012. La denunciante es una trabajadora del supermercado Único de Rosario, propiedad de los Rocuzzo, desde 1990 que sufrió un accidente de tráfico en aquellas fechas que la obligó a coger una baja laboral. Desde ese momento, la mujer "comenzó a sufrir una persecución por parte de los demandados, quienes mandaban diariamente a su domicilio un médico de control de absentismo", según reza la demanda.

Una vez terminada su baja, "comenzó el calvario" de la señora. Tal y como ella relató, cambiaron sus funciones, le negaron vacaciones y le cambiaban los horarios, todo para forzarla a renunciar a su puesto. Finalmente, el juez le ha dado la razón y condena al suegro de Messi a pagar dos millones de pesos, casi 47.000 euros.

Esta no es la única denuncia a la que se enfrenta la familia política del capitán del Barcelona. Hace unas semanas, Messi y sus padres, Jorge y Cecilia, han sido denunciados por un empresario de Girona por un contrato "fantasma" firmado en 2004 y que les obligará a pasar otra vez por los Juzgados. Ellos niegan haberlo firmado.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 1

#1
07-12-2018 / 19:17
Tela
Puntuación 0   A Favor   En Contra

No, si la veda está abierta.

Esto ya es in chollo y veremos como acaba.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.