elEconomista.es

El príncipe Harry y Meghan Markle, amenazados por varios grupos neonazis

7/12/2018 - 9:53

El príncipe Harry (34) y Meghan Markle (37) han sido amenazados de muerte por varios grupos neonazis que no admiten el matrimonio interracial. Estas organizaciones racistas han hecho llegar a los duques de Sussex varios mensajes violentos que han sido publicados en las redes sociales.

El diario británico The Sun mostró unos mensajes escalofriantes en los que se podían apreciar imágenes del príncipe Harry apuntado por un arma junto al texto "traidor a la raza".

Los extremistas califican al matrimonio de impropio ya que la madre de Meghan es afroamericana y el padre holandés e irlandés. La BBC ha accedido a conversaciones entre miembros de la organización neonazi y cuentan que apuntan al hijo por haber contraído un "matrimonio interracial", en contra de los principios de la supremacía blanca.

El violento grupo es una réplica de la organización estadounidense Atomwaffen Division, que proclama la violencia bajo el sello supremacista y sus líderes a seguir son Hitler y Charles Manson. Esta banda es liderada por Brandon Russell, que fue condenado a cinco años de prisión tras encontrarse material explosivo en su casa de Florida.

Ahora la policía británica está investigando a esta organización. Es la primera vez que amenazan al príncipe Harry por esta razón aunque no es algo nuevo para Meghan, que ha sido amenazada e insultada en otras ocasiones por el hecho de ser mestiza. Parece que la duquesa no levanta cabeza, primero fue la misteriosa dimisión de su asistente personal, luego los enfrentamientos con su cuñada Kate Middleton y ahora amenazada.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.