elEconomista.es

Makoke le encuentra un sustituto a Kiko Matamoros: pasa la noche con Tony Spina en un hotel

5/12/2018 - 13:08

La ex concursante de GH VIP rompió con su todavía marido, Kiko Matamoros, hace unos cuatro meses y ahora podría haber encontrado el sustituto perfecto en su corazón. El afortunado parece ser Tony Spina, su compañero en la casa de Guadalix y con quien pasó la noche del pasado jueves, cuando el joven italiano fue expulsado del programa de Telecinco.

Según cuenta Semana, Makoke y Tony se reencontraron en plató y, al término de la gala, se marcharon de fiesta junto a varios amigos y compañeros del reality como Ángel Garó o Aurah, entre otros. Tras mover las caderas en la pista de baile, el grupo se marchó al hotel.

Makoke, que no se alojaba en el establecimiento, ya que tiene casa en Madrid, se despidió de Tony a las puertas del mismo con un cariñoso abrazo, acompañado de un beso en las mejillas. Sin embargo, fuentes presenciales cuentan al medio que la despedida se trataba de una estrategia para despistar a los fotógrafos y, poco después, Makoke volvió y entró al hotel, donde la esperaba Spina.

Pese a la gran afinidad y conexión que parece haber entre ellos, el italiano asegura que solo se trata de una amistad: "Me hubiera encantado enamorarme dentro de la casa, pero no ha surgido. Con nadie. A Makoke yo la he conocido como amiga y ya la veo con esos ojos", decía el ex de Oriana Marzoli. Makoke, en cambio, sí ha reconocido que se ha llegado a sentir atraída por Tony.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 2

#1
05-12-2018 / 20:42
Sacrificado
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Tendrá ganas de lamer un nabo...

#2
05-12-2018 / 23:41
As
Puntuación -1   A Favor   En Contra

Me parece perfecto, son los dos guapísimos e impresionantes


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.