Actualidad

Alonso Caparrós, arrepentido de su escena (casi) porno con su mujer: "Acababa mi contrato y necesitaba notoriedad"

Alonso Caparrós protagonizó un posado muy subido de tono junto a su mujer hace dos semanas en Primera Línea. Ambos aparecían desnudos y en posturas muy sugerentes. Días después, el presentador ha reconocido el error: "Nos equivocamos con el desnudo".

El ex concursante de GH VIP se arrepiente de haber hecho aquel reportaje y habla de dinero: "Hasta ahora, el dinero ha sido un enemigo, me hace perder el norte (...) La decisión del desnudo la tomamos juntos, nos costó mucho, pero al final yo me siento responsable", ha dicho en Qué Me Dices.

Las imágenes han supuesto un problema para su esposa: "Ángelica tiene una profesión en la que trabaja con niños y con padres. De hecho, nos hemos equivocado con el reportaje", ha dicho Caparrós, que admite que lo hizo por ganar "notoriedad": "Acaba mi contrato, me están llamando poco y necesitaba notoriedad. Temo que no me vuelvan a contratar en Viva la Vida".

El carismático presentador de Furor ha alegado que no está pasando por un buen momento económico: "Las paso canutas (...) Mis hijos están cubiertos económicamente por sus madres", ha señalado Alonso, que ha asegurado que "lo ganado en GH y Sálvame fue para pagar las deudas". 

Además, Caparrós ha recordado su época dorada en la televisión y ha denunciado haber sufrido acoso: "Me he sentido acosado laboralmente durante una época de mi vida. Pasó tan solo una vez y fue muy difícil. Accedí y me enrollé con esa persona, fue una mujer, yo nunca he estado con hombres".

Por último, ha dejado claro que el tic que padece nada tiene que ver con las drogas: "Ahora cuando veas que tengo un tic, no es porque esté drogado, es porque hay algo que me preocupa (...) Llevo cuatro años y medio sin consumir, es algo fuerte y tengo que estar alerta, yo constato con el tiempo que mi enganche es muy fuerte", ha explicado antes de sentenciar: "Esto que estoy diciendo no significa que quiera salir corriendo a consumir. Sí siento que está latente un deseo muy fuerte que, si no vigilo y lo dejo libre, crece y acaba contigo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin