elEconomista.es

Cena con el presidente chino y su esposa: Letizia estrena tiara, Begoña Gómez se sienta junto al Rey, y Paco Roncero elige jamón para el menú

28/11/2018 - 22:12

Los salones del Palacio Real de Madrid fueron testigos este miércoles una vez más de la elegancia que exhibe doña Letizia en las grandes ocasiones, vestida de largo y bien enjoyada. Con tiara, pendientes, pulseras y condecoraciones, la Reina es más Majestad y pocos dirían que era una brillante y guapa periodista que vivía en un piso de Vicálvaro hasta que enamoró a un príncipe.

Felipe VI y su esposa ofrecieron una gran cena en honor al presidente chino, Xi Jinping, y su esposa, Peng Liyuan, como parte de los actos incluidos en la visita de estado que el mandatario de la segunda economía del planeta y su mujer han realizado a nuestro país y que ya ha finalizado.

El presidente del Gobierno y su esposa abrieron los saludos a Sus Majestades y sus invitados. Esta vez, Pedro Sánchez y su esposa no tuvieron problemas de protocolo. Begoña Gómez posó junto a su marido ataviada con un vestido del asturiano Marcos Luengo, un modelo de gala, firmado de nuevo por marca española, de la temporada otoño-invierno, en terciopelo y bordado de arriba abajo con grandes flores y dos amplios escotes, por delante y en la espalda, con los colores de la bandera china. Todo un homenaje a los ilustres invitados.

La esposa de Pedro Sánchez también escogió un peinado distinto del que suele lucir: melena lisa recogida en la nuca. Era la primera vez que Begoña acudía a una cena de gala en el Palacio Real como mujer del presidente del Gobierno, un acto que supone su vuelta a palacio tras la anécdota del saludo hace algo más de un mes, el 12 de octubre. Durante la cena, a Begoña le tocó ocupar en la mesa presidencial asiento a la izquierda del Rey. A la derecha del Monarca se sentó la primera dama de China y justo enfrente, la reina Letizia, en el centro,  a su derecha el presidente de China, y a su izquierda, Pedro Sánchez.

Ya ante la mesa en el comedor de Gala, el Rey pronunció un discurso ensalzando las relaciones entre ambos países. Felipe VI recordó las dos veces que viajó a China con Letizia, aún siendo Príncipes, en 2006 y 2007, y aludió a la simbología de los números en la cultura china: resaltó que el 8 es el que más suerte trae antes de brindar este 28 de noviembre. En el menú, creado por el chef Paco Roncero, no faltaba el mejor jamón español, tan importante en esta visita en la que se abre el grifo para la exportación de jamón con hueso al mercado chino. 

La Reina fue la estrella de la noche. Eligió un Felipe Varela de manga larga y silueta lápiz confeccionada con terciopelo negro, el mismo que estrenó en la visita de Estado de Argentina en febrero de 2017. Letizia lucía también la banda de la Orden de Carlos III, sujeta con la única joya de su propiedad: el broche de la flor de lis que forma parte de la tiara Princesa, un regalo que don Felipe le hizo por su quinto aniversario de boda. Una nimiedad comparada con las otras joyas de la noche. Doña Letizia llevaba las pulseras gemelas, dos pulseras idénticas realizadas con diamantes cuyo origen se ha de buscar en una corona de Cartier que Alfonso XIII entregó a Victoria Eugenia como regalo de bodas. Cartier, a petición de la reina, desmontó la corona y con los diamantes creó estas dos alhajas.

Los pendientes pertenecen igualmente a las  'joyas de pasar' y también pertenecieron a Victoria Eugenia. Están realizados con un brillante grueso y pequeños brillantes alrededor y fueron los que lució la infanta Cristina para casarse con Urdangarin.

Pero el plato fuerte de la noche fue, como resulta evidente al ver las fotos, la tiara. La mujer del monarca español tuvo la acertada idea de coronarse anta el mundo entero con la única diadema del joyero real que le quedaba por lucir, la tiara conocida como la Rusa, reservada a las Reinas españolas y cuya historia es larga de contar. No en vano, la que fuera experta comunicadora sabe que la presencia del presidente chino atrae a cámaras, cadenas y público en masa, y su imagen, más que nunca, debe ser perfecta y estar muy pensada.

La Rusa, si nos permiten pasar a escribirla con mayúscula, fue una creación destinada a la real cabeza de la regente María Cristina de Austria, es decir, la tatarabuela de Felipe VI. O, si lo prefieren, la madre de Alfonso XIII. Recibe el nombre porque está inspirada en los tocados rusos, los kokoshnick, los que se usaban, según la tradición, con el vestido típico del sarafán durante los siglos XVI y hasta el siglo XIX. Está realizada en platino, perlas y diamantes. Tras la muerte de Alfonso XIII la afortunada que la recibió fue Mercedes de Borbón, madre de don Juan Carlos. Fue con motivo de su boda con don Juan. La condesa de Barcelona prestó la joya a sus dos hijas, Pilar y Margarita, y también a doña Sofía, su nuera, el día de su boda. Cuando doña María de las Mercedes murió en 2000, hace 18 años, su hijo don Juan Carlos se quedó con ella y se la regaló a la reina Sofía quien, ahora, se la cede a su nuera, una costumbre que, como hemos visto, se ha convertido en tradición.



PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 15

#1
29-11-2018 / 08:56
El crítico
Puntuación 16   A Favor   En Contra

Valiente fantoche el Sánchez.

#2
29-11-2018 / 10:05
¡Viva el Cachondeo!
Puntuación 10   A Favor   En Contra

De cómo se prostituyen cuando se trata de pasta. Ahora se bajan pantalones y bragas a bolcheviques, rojos y peligrosos comunistas que son ricos.

Supongo que las derechas estarán que trina.

#3
29-11-2018 / 10:40
Ebola
Puntuación 18   A Favor   En Contra

Sánchez el "OKUPA" parece el muñeco ROKEFELlER del Moreno....

#4
29-11-2018 / 11:09
ANALISTA DE HECES
Puntuación 7   A Favor   En Contra

LA BEGOÑA ES UN ESCREMENTO

Y SU MARIDO YA NI TE CUENTO

#5
29-11-2018 / 12:53
Dardo Furioso
Puntuación 4   A Favor   En Contra

La "nueva reina" al lado de Felipe?, porqué es la nueva reina, no....?, y el "napoleón-okupa", ya se ve a lucir palmito y postureo, ¡como se ha cambiado, de la "chaqueta de pana y la "chupa" de cuero", al traje de "cuervo-gala" de la nobleza, si señor.....todo un ejemplo de socialismo, ¡a vivir del cuento!, viajes en falcon, "paguita vitalicia", y si el resto de España no llega a fin de mes....es igual, el "docto-okupa", ya está a otro nivel...un nivel al que llegó, sin que los ciudadanos lo votáramos en las urnas, en unas elecciones democráticas (cómo prometió el "nuevo Rockefeller de José Luís Moreno), y no cumplió, ¡¡¡de vergüenza!!!.

#6
29-11-2018 / 13:19
Rubén
Puntuación 11   A Favor   En Contra

Sugeriría que fuesel a comer a un restaurante chino, como voy yo, debido a mi falta de presupuesto, y a la falta de presupuesto de España.

Además, el presidente de China se sentiría como en casa, pues el cerdo agridulce está muy rico.

#7
29-11-2018 / 14:01
dave
Puntuación 11   A Favor   En Contra

Un poco hortera lucir tantas joyas con los chinos que siempre son extremadamente austeros.

#8
29-11-2018 / 14:19
Nico
Puntuación 6   A Favor   En Contra

El "docto-okupa" es una CHINA en el zapato de España,

#9
29-11-2018 / 14:41
Patxi
Puntuación 6   A Favor   En Contra

El jefe mundial de la Interpol, un ciudadano chino, desapareció en China a poco de su llegada. Desde entonces no se sabe nada de él. Semanas después de su desaparición el gobierno que preside este señor al que reciben con sus mejores galas el rey y Sánchez ni siquiera ha dicho a su esposa si está vivo o muerto.

La desvergüenza de nuestros dirigentes es insultante. Espero que Trump los trate a todos a patadas la próxima semana, como se merecen y único lenguaje que entienden.

#10
29-11-2018 / 15:05
Morrish
Puntuación -1   A Favor   En Contra

Por que llevan la bandera de Argentina ?

#11
29-11-2018 / 17:03
Tecelan
Puntuación 14   A Favor   En Contra

No es la Bandera Argentina, al contrario Argentina tomó como Bandera propia la Bandera de Los Borbones, le pusieron el Sol Inca porque en principio se había pensado en una América bajo un Rey descendiente de los Incas pero cuando San Martín llegó a Perú y se reunió con Bolívar este último le bajó el pulgar a esta idea y San Martín se retiró, pero la Bandera Argentina es la Bandera de Los Borbones que por cierto no vienen de España sino de Francia (Luis XIV)

#12
29-11-2018 / 21:00
re`´ublica
Puntuación 15   A Favor   En Contra

Leticia con corona, me muero de risa. Qué manera de hacer el ridiculo.

Se nota que trabaja para que vuelva la república.

#13
03-12-2018 / 01:25
creer
Puntuación 13   A Favor   En Contra

Ver para creer. No me imagino a Letizia presentando el telediario con la tiara puesta.

Cómo cambian las personas...

#14
05-12-2018 / 22:17
gagnamztan
Puntuación 1   A Favor   En Contra

los videos de psy sonmisoginos pero lo respaldan hastamadona.

el video westlife dejomucho quepensar luego de años esgracioso que lo pensadoese año, dada la estreches del video hace pensar que nadie lo pesó enusralizacion, uptonjirl fue rankin10 eseaño pese a ser cover de de bilijoel o pitergabriel como se llame, ahi se ve a los westlifeque ya estaban señorescuadradosbodoques ya no eran jovencitos de4años antes.

hay ungrupo de caballeritos encabezados por colinfirt que esperan a la modelo para ligar. in lexico cooo lexijirl digo laif laif laif lega la shifer pero dada la estrechez no se puede ver si era solo cara en cuerpopalo, al parecer cambia deopinion cuando escucha la rokola, deja plantados a colinflirt ygrupo lanzanoles abrigodevizon, uptooon jiiiirl o sino o sino y se va seguida por la patota de mujeres,afros,gays y democratas jajajajajaja.

#15
09-12-2018 / 01:50
coronitas
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Coronitas en pleno siglo XXI?

Es como ir a trabajar montado a caballo. Totalmente desfasado.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.