elEconomista.es

Mario Conde nos habla de su novia sevillana: "Es simpática y agradable"

25/11/2018 - 12:01

Se cumplen dentro de un mes 25 años del caso Banesto. Mario Conde protagonizaba hace un cuarto de siglo la trama de corrupción empresarial en el Banco Español de Crédito, que estalló a finales de 1993 y terminó con la condena judicial del entonces presidente de la entidad y varios responsables del banco por delitos de estafa y apropiación indebida.

Mario Conde, brillante abogado del Estado, millonario, y en los primeros años 90, icono humano de la llamada cultura del pelotazo, fue condenado a 20 años de cárcel por el Tribunal Supremo. Pero una vez pagada su pena, al menos en lo que a cárcel se refiere, en donde ha ido y venido varias veces en los últimos 25 años, ex banquero ha rehecho su vida sentimental de nuevo.

A sus 70 años, cumplidos en septiembre, Mario Conde mantiene una relación amorosa con una mujer llamada Pilar Marín, de 47 años, es decir, 27 menos que su novio. En el entorno de Mario reconocen que ella tiene un carácter pasional que provoca peleas y gritos, pero luego las aguas vuelven siempre a su cauce y se imponen el cariño y el amor. Se conocieron hace un año, en una fiesta organizada en su finca por el banquero."Es una relación estupenda, conmigo, con mis hijas, con mi entorno, como no podía pasar de otra manera porque es una persona tan simpática, agradable y seria que es ella", declaraba Conde este sábado en Telecinco, en el programa de María Patiño. Además, el financiero negaba que hubiera mala relación entre sus hijos y su novia."Es una persona muy seria, trabajadora y responsable", comentaba Conde en Socialité. El ex banquero aseguraba que estaba cansado de que se la describa como frívola.  Sé que soy un hombre publico. Pilar Marín es una persona excelente, estupenda, pero no le gusta estar en los medios. Se puede decir que es una persona simpática, muy agradable, que le gusta el flamenco, pero eso es muy frívolo. Porque puedes ser simpático, agradable, yo lo soy, gustarte el flamenco y al mismo tiempo ser una persona muy seria. Además, estoy de que digan que soy triste hasta el gorro. Y otra cosa, hay mucho triste que no es nada serio en esta vida. ¿Que por qué lo digo? Pues porque se ha dicho que es una persona muy simpática, muy agradable, pero es que es más que eso, es una persona seria, muy trabajadora y muy responsable", repetía el financiero.

Aparte de la tontería con Aramís Fuster, el empresario pontevedrés ha tenido tiempo de amar a lo largo de su vida, a pesar de que una parte la ha pasado entre rejas. 

Mario Conde se ha casado en dos ocasiones. Su primera mujer, Lourdes Arroyo fue el gran amor de su vida. Con ella se casó en el año 1973 en Illescas (Toledo). Ella entonces tenía 20 años y el 24, cuando Arroyo era entonces conocida en los círculos más pudientes de la capital por su origen familiar. Para que se hagan una idea del poderío del que fuera suegro de Mario, basta recordar que la urbanización Los Arroyos, al noroeste de Madrid, está edificada sobre los terrenos de la familia de Lourdes.

Lourdes era rica pero nada ostentosa, y muy discreta. Con ella, el abogado del Estado vivió casi 35 años y nunca fueron dados a los titulares en prensa como pareja, hasta que el escándalo saltó en 1993. Tuvieron dos hijos: Mario y Alejandra, los únicos dos hijos del gallego que ahora es abuelo. Lourdes Arroyo murió en 2007 a causa de un tumor cerebral poco después de que Conde atravesara por sus peores momentos, que todos conocemos. En el octavo aniversario del fallecimiento de Arroyo, era Conde quien compartía la foto (arriba).

Años más tarde, Mario Conde conoció en su gimnasio a María Pérez-Ugena Corominas, profesora de Derecho Constitucional en la Universidad Rey Juan Carlos y casi 20 años más joven que él. Para ambos era su segundo matrimonio. La boda tuvo lugar en 2010, solo un año después de conocerse.Se celebró en la intimidad, con solo 10 invitados, en Chaguazoso (Orense), hogar del matrimonio. Pero solo seis años después se separaron. Dicen que las circunstancias personales de María y los negocios de Mario les hacían pasar bastante tiempo separados.

La profesora abandonó las clases presenciales y comenzó a impartirlas online tras darse el 'sí quiero'. Pero a los viajes por trabajo de Mario se suman las temporadas que María se marchaba a Almería para estar con su madre. Es allí donde la jurista se fue cuando, acusando a su marido de tener aventuras. Apenas duró cinco años aquel matrimonio. Y además, aquel mismo año, en 2016, Conde entraba de forma temporal en prisión por cuarta vez.

De momento, no consta que al ex banquero le apetezca volver a pasar por la vicaría, aunque no lo descartamos: "Si eso pasa algún día, entonces hablamos", dijo a un reportero que le preguntó.







Comentarios 1

#1
26-11-2018 / 21:45
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Otro que se resiste a envejecer......anda que como no tuviese pasta, se iban a fijar mujeres tan jóvenes en él, los hombres se lo creen todo, son así de simples!