elEconomista.es

David Blanco, el marido de Amenábar, pasa por el altar en Las Vegas vestido de mujer

22/11/2018 - 15:33

Separado del cineasta Alejandro Amenábar desde las pasadas Navidades, el economista David Blanco ha pasado días atrás "sus vacaciones más locas en Las Vegas", tal y como nos las define un amigo. El pasado fin de semana estuvo en la ciudad de los casinos y se montó algunos de los planes típicos de quienes visitan la famosa ciudad del estado de Nevada. Además, el consultor financiero ha aprovechado su estancia para pasar de nuevo por el altar.

En una de las muchas capillas nupciales repartidas por Las Vegas, David ha dado el 'sí, quiero' a su atractivo acompañante. La curiosidad es que ambos se han casado vestidos de mujer, con vestidos blancos, mientras sonaba el mítico I Will Always Love You, de Whitney Houston.

Blanco no ha querido aclarar si se trataba solo de una divertida locura típica de la ciudad del Resacón. En todo caso, la ceremonia no habría tenido ninguna validez en España, al menos legal, porque el consultor financiero continúa casado legalmente con Amenábar y ni él ni el director de Tesis han iniciado los trámites del divorcio. Hace días, David decían en La Otra Crónica de El Mundo que no tiene pareja. Pareja o no, matrimonio o no, lo que está claro es que se lo pasaron súper divertido.

Además de casarse, durante sus vacaciones en Las Vegas, David también ha hecho otros planes, como visitar el Museo de Cera Madamme Tussauds para fotografiarse con la figura de Angelina Jolie. También ha asistido el sábado 17 al concierto de Cher en el Park MGM. El marido de Amenábar ha pagado la entrada de 120 euros más el precio del meet and greet, que incluye un breve encuentro con la cantante. Gracias este exclusivo ticket, Blanco se ha podido fotografiar con su ídolo.

Además de su actividad como consultor, el economista, que aún es legalmente marido de Alejandro Amenábar, colabora activamente con Ciudadanos. En concreto, y como recogíamos hace días, está implicado en la actividad política del partido naranja en el Ayuntamiento de Madrid, donde trabaja con el equipo que lidera Begoña Villacís en asuntos relacionados con el colectivo LGTB, entre otros temas.

La convivencia del director de cine y David Blanco (36) acabó tras de siete años de amor cuando el marido del cineasta abandonó la casa que compartían en Madrid hace un año. El presunto culpable de la ruptura fue un amigo común de ambos. David tuvo un un escarceo con un amigo de ambos, lo cual agravó el enfado del realizador.

Amenábar recibió un mensaje un tanto sospechoso cuando se encontraba celebrando el fin de año en Colombia, en Cartagena de Indias (en la imagen). Dicho mensaje era al parecer de esta tercera persona, que expresaba todo lo que le echaba de menos en un día tan señalado. Según lo publicado, Amenábar lo leyó y eso desencadenó los acontecimientos que acabaron con la relación pero no  con el matrimonio, como decíamos.

David compartía hasta entonces con su marido el impresionante dúplex de 420 cuadrados que tiene el director  en la madrileña Plaza de España. Pero desde entonces, hacen vidas por separado.







Comentarios 0