Actualidad

Iñaki Urdangarin y la insoportable soledad del preso: "Por favor, habladme porque si no me voy a volver loco"

Antes de entrar en prisión aquel 18 de junio que no olvidará, Iñaki se preparó en Ginebra con un psicólogo para afrontar la insoportable soledad que le esperaba. Tal vez fue el especialista quien le recomendó correr actividad y terapia para alivia la triste vida del marido de Cristina de Borbón. Pero no basta con correr. Necesita que le hablen. Así pasa el tiempo y sus momentos en el patio de 7 x 25 m de la prisión de mujeres de Brieva, donde es el único recluso masculino. El centro penitenciario abulense es el que él eligió y allí es donde da vueltas durante horas hasta caer rendido.

Urdangarin es aficionado al running desde mucho antes de ingresar en prisión. Disputó el maratón de Nueva York en 2011, cuando residía en Washington con su familia. En Ginebra le hemos visto también corriendo y montando en bicicleta, la misma que le sirvió en alguna ocasión para huir de los paparazzi que le perseguían por la ciudad suiza en la que residió.

El marido de la infanta Cristina sólo ha pedido una cosa a los funcionarios que le atienden a diario: "Por favor, habladme porque si no me voy a volver loco", asegura El Mundo. Los funcionarios que le atienden aseguran que se dirige a ellos –tres, que se van rotando– con educación y sin comentar nada.

Por lo que se sabe, Iñaki Urdangarin permanece al margen de su supuesto divorcio, una noticia que se publicaba  la semana pasada pero que ha sido negada por Miquel Roca, abogado de la infanta Cristina: "Es falso. Es una información sin ningún fundamento, muy alejada de la realidad", declaraba el prestigioso jurista y padre de la Constitución a los pocos minutos de publicarse. 

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

RG
A Favor
En Contra

Encima que le han permitido de escoger carcel: se queja ?

Puntuación 1
#1