Actualidad

Mario Vargas Llosa y su ex mujer Patricia: reencuentro en Perú tras el divorcio

El viernes pasado, en la Casona Tristán del Pozo - Fundación BBVA, de Arequipa, la ciudad natal del Nobel Peruano, la expectación era enorme: Mario Vargas Llosa estaba en Arequipa con Isabel Preysler, y también se encontraba allí su ex mujer, Patricia Llosa.

Morgana Vargas Llosa, la hija fotógrafa del escritor, inauguraba su última exposición, llamada Indomable: Una travesía fotográfica, que forma parte de las jornadas Hay Festival, una iniciativa cultural creada hace cuatro años en la localidad peruana y que ha sido apoyada desde sus inicios por el premio Nobel de Literatura y su esposa de entonces, Patricia Llosa.

Vargas Llosa llegó a Perú la pasada semana junto a Isabel Preysler, en la segunda visita de la filipina al país de su novio y acompañó a Mario en sus distintas actividades culturales y sociales. Pero Isabel estuvo ausente en la inauguración privada de la exposición de Morgana Vargas Llosa la noche del viernes, se echó a un lado para evitar fricciones.

Y es que allí estaban Patricia y Mario acompañando a su hija, por deseo expreso de Morgana. Era el primer encuentro público del Nobel y la que fue su esposa durante 50 años, hasta la sonora ruptura de su matrimonio en 2015 cuando se hizo pública la relación entre la viuda de Miguel Boyer y el escritor.

Según cuenta una invitada al cóctel de inauguración, todo el mundo estaba expectante por esta primera aparición juntos de Mario y Patricia después de un divorcio tormentoso, al que han puesto fin hace solamente unas semanas, con el último trámite que quedaba por resolver en Perú.

Testigos del encuentro aseguran que el escritor y Patricia posaron para un fotógrafo pero no codo con codo, sino con su hija Morgana y algún invitado más por el medio y que a Patricia se la veía sería y distante.

En la sociedad y la prensa de Perú se comenta el malestar de Patricia Llosa por la presencia de Isabel en Arequipa, donde vive junto a Mario una intensa agenda social, recogida por la prensa con toda profusión, a la espera de un posible encuentro casual entre Isabel y Patricia, en un restaurante o una convocatoria cultural de las que se organizan estos días en la ciudad.

El matrimonio Vargas Llosa y los Boyer fueron amigos durante 30 años pero Patricia Llosa siempre sospechó que entre su marido y Preysler había una atracción más allá de la amistad.

Los medios peruanos también se hacen eco de que Vargas Llosa ha recuperado su soltería y podría casarse con Isabel Preysler en cualquier momento.

Sin embargo, Isabel comentó en sus últimas declaraciones a Hola: "Estamos maravillosamente bien como estamos", lo que parece descartar una boda, al menos de momento.

Esta no es la primera vez que los Llosa se ven las caras, aunque sí es la primera tras haber logrado el divorcio tanto en España como en Perú. Hace unos meses la familia subía unas fotos con motivo de la graduación de su nieta Ariadna. Fue el pasado mes de mayo. A pesar de los malos momentos vividos, Morgana siempre ha querido que la familia n perdiera sus hilos de unión, al menos en momentos tan especiales como la graduación de su ahijada, hija de su hermano Gonzalo y Josefina Said.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin