elEconomista.es

J.K. Rowling denuncia a su asistenta por robarle 27.000 euros en productos de Harry Potter y cosméticos

8/11/2018 - 17:34

La escritora británica J.K. Rowling (53), autora de la saga Harry Potter, ha presentado una denuncia ante la Justicia escocesa en contra de su ex-asistente personal. La acusa de haber empleado su dinero para hacer compras personales que no estaban autorizadas y haber sustraído material del niño mago sin su permiso.

Una portavoz de Rowling informó este miércoles que la antigua asistente de la escritora, Amanda Donaldson, incumplió su contrato al usar los fondos de la escritora para comprar cosméticos y regalos por valor de más de 27.000 euros. De acuerdo con la denuncia presentada, la ex-empleada realizó adquisiciones con una tarjeta de crédito del trabajo y se apropió de productos comerciales del mago Harry Potter.

La portavoz de Rowling dijo: "Puedo confirmar que J.K. Rowling ha emprendido acciones legales contra su ex asistente personal, Amanda Donaldson, después de su despido por una falta de conducta grave que involucra un abuso sustancial de confianza".

Rowling es la escritora más rica del planeta según Forbes y supera en ingresos a escritores como Dan Brown, Stephen King y Paula Hawkings. Su primera saga literaria sigue generando beneficios 20 años después de la publicación del primer libro, Harry Potter y la Piedra Filosofal. Sólo en el 2017 ingresó 80 millones de euros, 95 millones en 2016, lo que supone ganar una media de 150 euros por minuto. Gracias a eso, Rowling pudo comprarse el yate de Johnny Depp o convertirse en una de las personalidades más solidarias del planeta.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.