elEconomista.es

A vueltas con el divorcio de Cristina e Iñaki Urdangarin tras el regreso de la infanta a Zarzuela

6/11/2018 - 18:26

La visita de la hija de don Juan Carlos a un abogado especializado en separaciones hace unos días ha disparado las especulaciones sobre el fin del matrimonio de la infanta. Por un lado, y en contra de que se consume la ruptura están el amor, la familia, cuatro hijos y más de 20 años de vida en común. A favor del divorcio está la Familia real, que ve en el ex jugador de balonmano el origen de todas las desgracias de la ex duquesa de Palma, una apestada para su propio hermano después que estallara el caso Nóos, y que acabó con los huesos de Iñaki en la cárcel de Brieva. También pesan en el lado de la balanza que clama por la separación las supuestas infidelidades del duque 'empalmado', calificativo que él mismo se autoadjudicó en unos famosos emails difundidos en su día. Por supuesto, la infanta Cristina desmiente que tenga siquiera intención de divorciarse.


La infanta Cristina acaba de ser readmitida en su familia. Don Felipe ha vuelto a aceptarla nuevamente en Palacio, gracias a la poderosa mediación de doña Sofía, que se salió con la suya en el 80 cumpleaños y reunió a todos sus hijos y nietos, además de a su marido infiel. El regalo de cumpleaños que pidió la reina emérita, o sea, juntar a su prole, permitió la foto de familia, Cristina a pocos metros de Letizia, su enemiga. Esa imagen aleja aquella otra de Cristina de Borbón siempre al lado de su marido, incondicional, en el banquillo, en la cárcel, donde no la vimos pero estuvo a la semana del ingreso. ¿Pero y si Cristina estuvo en la cárcel abulense para llevar papeles a su marido y que los firmase en lugar de para darle un abrazo y estar con él unas horas?

Como recordaba hace días la periodista Joanna Morillas, la hija mediana de los reyes eméritos echó un pulso a su hermano y se negó a renunciar a ser infanta porque dejar de ser Alteza Real no es fácil. El jefe del Estado tuvo que conformarse con despojar a su hermana del título de duquesa, el que le había regalado don Juan Carlos a su hija como obsequio por su boda. Don Felipe, apoyado con determinación y ahínco por doña Letizia, borró a Cristina de su vida y ella huyó a Ginebra con la familia Urdangarín. Subvencionada por el Aga Khan, amigo de don Juan Carlos y millonario benefactor borbónico, y por la Caixa, rehízo su vida gracias a los 30.000 euros al mes que cobra la infanta, una cifra publicada por Morillas y que da una idea del desahogo de la infanta a pesar de las supuestas penurias que supone tener un marido en el paro o en la cárcel.

La periodista Pilar Eyre se suma esta semana a la cruzada por el divorcio de la infanta. Si Joanna Morillas hablaba de que todo estaba preparado para que se consumara el final del matrimonio, la escritora catalana aborda el asunto a partir del dato que adelantábamos más arriba: la visita de la infanta a un abogado matrimonialista. Lo que Dios ha unido, veremos si alguien lo separa.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 4

#1
07-11-2018 / 20:07
navegante prohibido arruinar el país via impuestos
Puntuación 9   A Favor   En Contra

CUÁNDO EL DINERO SE ACABA EL AMOR SALTA POR LA VENTANA.

#2
08-11-2018 / 01:38
peka
Puntuación 0   A Favor   En Contra

De la familia irreal, no me extraña absolutamente nada, ya que son absolutamente hipócritas, falsos y mentirosos.

No me extrañaría en absoluto, que siendo ella cómplice de su marido ... y de algún miembro más de la familia ... ahora que él está aislado del mundanal, ella se "reconcilie" con el resto de la panda, y viva su gran vida, como el resto del clan.

#3
08-11-2018 / 09:23
RG
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Urdanpillin ha sido siempre un punto filipino. Fue su madre la que reveló a la chica con la que ya vivia con él, que su hijo salía con la Infanta. Eso dice mucho !.

#4
08-11-2018 / 10:34
jesus
Puntuación 1   A Favor   En Contra

triste pues deberian estar los dos dentro. Es la historia clasica del tonto útil