elEconomista.es

Mario Vargas Llosa pleitea con Hacienda, que le reclama dos millones de euros

6/11/2018 - 9:57

Mario Vargas Llosa tiene una deuda con Hacienda. La Dependencia Regional de Recaudación Especial de Madrid de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria le reclama 2,1 millones de euros. El asunto no está en fase ejecutiva y el novio de Isabel Preysler ha decidido pleitear.

Mientras trata de demostrar que la cantidad reclamada no es la que pretende el fisco, ha pedido una hipoteca privada con Hacienda por la cantidad reclamada y poner como aval las escrituras de su casa en la capital de España, en la calle Flora, un inmueble de 280 metros cuadrados, en el Madrid de los Austrias y que después de su divorcio con Patricia Llosa se quedó para él en el reparto. La casa, según publica Vanitatis, está a nombre de la sociedad holandesa Jurema BV.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 3

#1
06-11-2018 / 18:38
Sabiduría popular
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Estos son los patriotas, ja, ja, ja

Cómo otros que salían en las tertulias dándose golpecitos en el pecho y después...

Cómo les tenemos de calados ya. Solo falta que abran los ojos los obreros de derechas.

#2
06-11-2018 / 19:59
BERSTEIN
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Este es el golfo canalla que iba a Cataluña a dar clases de patriotismo.

PAGA Y CALLA LA BOCA SO GOLFO.

Y largate de España mangante, que nadie te quiere por aquí.

#3
06-11-2018 / 20:02
antipoltronas
Puntuación 1   A Favor   En Contra

A PAGAR PATRIOTA ANORMAL!!!!

LUEGO SALE DANDO EJEMPLO CON ALGUN OTRO POLITUCHO.

A CASCARLA!!


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.