elEconomista.es

Lo de Pablo Casado y su legítima afición a ir al burger tiene antecedente en el PP

5/11/2018 - 10:30

En los inicios de su relación, Francisco Álvarez Cascos llevaba a Gema Ruiz, la que poco después se convertiría en su esposa y madre de dos de sus hijos, a merendar al Burger King. Lo contó de viva voz la propia Gema Ruiz una noche memorable en Antena 3, sentada en el programa Dónde estás corazón. Por desgracia, no hay foto de Gema y Cascos sentados en las mesitas y con las bocas llenas de patatitas y ketchup pero al menos tenemos a Pablo Casado radiante de felicidad ante la perspectiva de zamparse un Big Mac.

Volviendo a Gema Ruiz, la cordobesa, en aquel septiembre de 2005, estaba casi al borde de la anorexia tras ser abandonada por el padre de sus hijos, y narró en directo y ante el asombro de los contertulios que cuando empezaron a conocerse e iniciaron su corto noviazgo, Álvarez Cascos la llevaba al Burger King. Hay que recordar que eso fue en el año 1996, cuando ella tenía 21 años y estudiaba Derecho y Álvarez Cascos era ya secretario General del Partido Popular, vicepresidente primero del Gobierno de Aznar y rozaba los 50 añazos. 

Esta legítima afición de los dirigentes del PP por acudir a cadenas de hamburgueserías norteamericanas regresa ahora  a los titulares de prensa porque el presidente Pablo Casado acudió este fin de semana con su familia y con su candidato a presidir Andalucía a un McDonalds y subía la imagen a las redes.

El sucesor de Rajoy escogía este símbolo yankee para clausurar unas jornadas de orgullo andaluz sin pescaíto frito ni salmorejo ni ajoblanco. Alguno pensará si de cara a las autonómicas del 2 de diciembre, la inocente visita de Casado y Juan Manuel Moreno a McDonalds puede perjudicar tanto como las desafortunadas e inoportunas declaraciones de la vicesecretaria de acción social del partido, Isabel García Tejerina, cuando dijo que "en Andalucía te dicen lo que sabe un niño de diez años y es lo que sabe un niño de ocho años en Castilla y León". Pablo Casado llevaba dos semanas tratando de recomponer el desaguisado y de aproximarse a los andaluces en una especie de gira electoral cuando ha saltado esta imagen más divertida y llamativa que política. Pero estamos en campaña y lanzar su mensaje final de apoyo al candidato a la presidencia de la Junta Andalucía desde un McDonalds tal vez no sea la mejor idea. En el restaurante (los McDonalds lo son) aparece junto a su mujer, Isabel Torres Orts, Juanma Moreno y su esposa, Manuela Villena y los hijos de los dos matrimonios. 

Otros grandes momentos del último político en llegar a la presidencia de Génova han sido frases como "la Hispanidad es el mayor hito de la humanidad" , "España puede ser como la California de Europa" o "el debate sobre la eutanasia es un debate que no existe". El próximo 2 de diciembre tendremos alguna pista sobre si tan ocurrentes estrategias electorales son eficaces. De momento, en las redes sociales las respuestas van del humor a la indignación.







Comentarios 8

#1
05-11-2018 / 12:21
Puaggggg
Puntuación 10   A Favor   En Contra

Muy apropiado ir a comer comida basura, con el escándalo Cospedal.

#2
05-11-2018 / 16:06
ISAVILLA
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Campaña del PP en Andalucía: del prostíbulo al Mac Donald.

Si no se hunden, será un milagro.

#3
05-11-2018 / 17:22
Pancho Colate
Puntuación 8   A Favor   En Contra

Cuando, en el titular (tendencioso de mil demonios), se refiere al "presidente"...¿ A que se refiere? ¿Al presidente de la Comunidad de vecinos? ¿Al del club de petanca?. Gracias.

#4
05-11-2018 / 19:26
Yo
Puntuación -3   A Favor   En Contra

Dos familias con cuatro niños, no van a comer a un restaurante de tres tenedores, si se van a tragar un desestructurado de tofu aromatizado al Jerez. Cualquiera que tenga niños de esas edades sabe que de los pocos sitios que pueden salir con niños es al McDonalds o al Burguer King (o similar, con zona de juegos para niños).

Claro, que eso lo sabe cualquiera que haya tenido niños de cuatro años y que no se los haya encasquetado a los abuelos para irse de marcha.

Es que es muy fácil ser un millenial sin niños y tener todo el día para quejarse en Twitter...pero vamos, que es como ser cura y querer sentar cátedra sobre prostitución.

Dejarse 50 € entre 8 en un burguer es malo (de su dinero), mejor tener una black card y dejarse 15.000 € en vino y prostíbulos (de dinero público), como cualquier carguillo de la Junta.

#5
05-11-2018 / 20:18
FRan
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Al yo: pues hemos tenido 3 niños y te aseguro que les encantaban los chiringuitos...... con comida además mucho más sana.....

#6
05-11-2018 / 20:49
peka
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Me extraña mucho, que el facha se haga una foto en el burger, en lugar de hacérsela rezando en el valle de los caídos, del brazo de la guardia civil ...

Me imagino que va con los fotógrafos detrás, como la familia irreal.

#7
05-11-2018 / 22:28
Carmen
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Presidente? jajaja. Qué flipaos, peperos.

Ni queriendo quedar como una feliz familia normal dan la talla.

#8
05-11-2018 / 22:30
Carmen
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Y si no el papel de las mujercitas rubitas, encargadas de los niños y sonriendo buenecitas. Yo como mujer no puedo votar a un partido que quiere vender esa imagen.