elEconomista.es

Cronología de la silenciada pero intensa amistad de Miguel Bosé con Toni Cantó

25/10/2018 - 9:01

A raíz de que Nacho Palau emprendiera acciones judiciales contra Miguel Bosé, según dice, para proteger los intereses de sus cuatro hijos, los medios están haciendo un repaso exhaustivo a la vida del cantante. Sin embargo, no todo el mundo recuerda la amistad que mantuvo con el actor y hoy diputado de Ciudadanos Toni Cantó (Valencia, 1965), de la que hay publicadas escasas informaciones, que enigma son confusas y poco concretas que merece la pena aclarar.

Un amigo de Miguel Bosé cuenta a Informalia que el artista conoció a Toni a principios de los 80, cuando el actor era novio de Bettina Bosé, una prima del cantante que también intentaba hacerse un hueco en el mundo de la interpretación. Sin embargo, el ahora destacado dirigente de la formación naranja no tardó en conectar con el divo del pop y los dos se volvieron uña y carne después de que el valenciano rompiera con Bettina.

Además de construir una fuerte amistad, Bosé ayudó a Cantó a introducirse en los círculos artísticos. Por entonces, el hijo del torero Luis Miguel Dominguín ya era una estrella nacional, no solo por su abolengo familiar, sino por méritos propios, gracias a éxitos como Linda, Súper Superman o Don Diablo. Mientras tanto, Toni, nueve años menor que Miguel, iniciaba su carrera profesional como modelo.

Al poco de hacerse inseparable de Bosé, Cantó debutó como presentador para el programa de TVE La tarde. Fue en el verano de 1986 y allí trabajó junto a Pastora Vega y el periodista Guillermo Fesser, uno de los conductores del espacio radiofónico Gomaespuma junto con el otro miembro del dúo.

Ese mismo año Toni, también rodó la película En penumbra (1987), donde el valenciano compartió protagonismo precisamente con Miguel Bosé, además de con Emma SuárezAmparo Muñoz, Miss Universo 1974.

A día de hoy, se desconocen los motivos por los que Toni y Miguel rompieron su trato, aunque es una realidad que no volvieron a dirigirse la palabra. Sólo se sabe que el valenciano comenzó a salir en 1988 con la actriz Eva Cobo, a quien había conocido casi dos años antes cuando ella debutaba como chica Almodóvar en Matador (1986). Pocos meses después de aquel primer encuentro, Cantó y Cobo rodaron Oficio de Muchachos, debut cinematográfico del actual diputado de Ciudadanos, donde compartía elenco con Eva Cobo y con Emma Suárez.  

A partir de entonces, Toni inició una vida personal muy agitada. En noviembre de 1992 celebró la llegada a su vida de su primera hija, Carlota, pero dejó a Eva Cobo dos meses antes de nacer la niña. El actor negó en un principio su paternidad y luchó en los tribunales por negarle el apellido a su hija, que falleció en 2011 con solo 18 años a causa de un accidente de tráfico. 

En el año 2000, Cantó volvió a encontrar el amor en la modelo y actriz Carla Hidalgo, con la que tuvo al pequeño Lucas dos años después.

Esta relación no duró mucho más y Toni intentó hallar el amor de de nuevo con Mar Regueras. A pesar de que los dos actores sellaron su historia con el nacimiento de la pequeña Violeta en 2006, la historia tampoco fructificó.

Lejos de perder la ilusión, el ahora diputado de Ciudadanos comenzó a salir poco después con la psicoterapeuta Inmaculada Suárez, quince años menor que él. Esta canaria fue la encargada de llevar por primera vez al altar a Toni en 2010. La cosa tampoco cuajó, pues ambos se separaron al año de la boda.

La última relación conocida del valenciano es la que mantuvo con la actriz Lourdes Verger, con la que rompió el mes pasado tras dos años juntos.

Aunque es intenso su curriculum sentimental con mujeres, el propio Toni Cantó también cuenta con algún escarceo homosexual. "El primero, con un grupo de compañeros de clase cuando tenía unos 14 años", confesó a la revista Shangay Style en 2011. "Si no he hablado nunca de mis relaciones es por cuestión de pudor, no por evitar diferenciarlas por géneros o algo parecido", explicó a la misma publicación.

Tres décadas después de finalizar su amistad, Toni y Miguel Bosé volvieron a verse en Madrid en enero de 2017. No fue un reencuentro feliz, ya que ambos acudieron al tanatorio de La Paz, en Tres Cantos, a las afueras de la capital, para dar el último adiós a Bimba Bosé, sobrina del cantante, fallecida tras una durísima batalla contra el cáncer. Allí Miguel también coincidió con el bailarín Nacho Duato, con quien el divo del pop salió a finales de los 70. "Desde el primer momento que nos vimos, nos gustamos como personas y nos gustamos físicamente. Nos juntamos como uña y carne. Es uno de mis mejores amigos, es una persona con un corazón que no le cabe dentro, un gran artista. Estuvimos juntos en Nueva York viviendo, lo hemos pasado muy bien. Hace mucho que no le veo, pero la amistad no necesita frecuencia, el amor sí", declaró Duato el pasado enero en su visita al Chester de Risto Mejide.







Comentarios 1

#1
25-10-2018 / 21:26
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Toni Cantó experto en dar " tumbos".....por eso es ahora de Ciudadanos.....