elEconomista.es

Sarah Ferguson y su ex suegro, Felipe de Edimburgo, sacan bandera blanca en la boda de Eugenia de York

15/10/2018 - 10:48

La princesa Eugenia de York y Jack Brooksbans se dieron el "sí, quiero" el pasado viernes en el Castillo de Windsor ante 800 invitados. La pareja ha querido compartir los momentos más íntimos de la boda con la publicación de cuatro fotografías oficiales tomadas por Alex Bramall, el fotógrafo de confianza de la Casa Real inglesa, y una de ellas ha llamado especialmente la atención: Sarah Ferguson, madre de la novia, posa junto a Felipe de Edimburgo, su ex suegro, con el que mantenía una tensa relación desde hace tres décadas.

En las instantáneas aparecen los distintos momentos y posados de los novios junto a los miembros de la Casa Real de Inglaterra. 

En la citada fotografía se muestran Eugenia de York y Jack Brooksbank en el majestuoso salón White Drawing Room del Castillo de Windsor junto a sus familiares. Al lado de Brooksbank, sus padres, George y Nicola, y junto a estos Thomas, el hermano. Al otro lado, junto a Eugenia, se encontraba Beatriz (su hermana) y sus padres, el duque de York y Sarah Ferguson, al lado de Felipe de Edimburgo, con el que mantenía una enemistad manifiesta desde hace décadas. Parece ser que la boda ha logrado que ondee la bandera blanca entre la ex duquesa de York y el marido de la reina Isabel II, que se ha situado junto a sus dos nietas.

En esta ocasión los recién casados posaron en la misma sala junto a los más pequeños de la familia. Destacan el príncipe Jorge y la princesa Carlota, los hijos de los duques de Cambridge, aunque también figuran Savannah Phillips, hija de Peter y Autumn Phillips, que posa uno de sus pies sobre el vestido nupcial de Eugenia de York, y su prima Mia, hija de Zara Phillips y Mike Tindall, que mira a la cámara con gesto aburrido.

Una de las imágenes más románticas está protagonizada por los novios en solitario, besándose en la carroza con la que recorrieron las calles de Windsor para dar el paseo oficial tras el "sí, quiero".

Antes de la cena, tras la ceremonia, los novios decidieron cambiarse los trajes nupciales por unos más cómodos aunque igualmente espléndidos. El de ella, un diseño color champán firmado por Zac Posen con cuerpo drapeado y falda plisada.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0