Actualidad

Echan la culpa del error de Pedro Sánchez en palacio a Ana Pastor, presidenta del Congreso

La periodista Mariangel Alcázar, presente en la recepción de los Reyes del viernes, explica en La Vanguardia que el error protocolario de Sánchez fue cosa de Ana Pastor. Según la columnista especializada en Casa Real, la presidenta del Congreso debería haber esperado a entrar ya que al jefe del Ejecutivo y su esposa se les había indicado efectivamente que esperaran junto a Sus Majestades hasta que llegaran los invitados, algo que ocurrió antes de lo previsto precisamente porque Pastor no esperó para entrar. Los Reyes iban justos de tiempo porque debían irse a Mallorca, donde acudieron junto a las víctimas de la tragedia.

48 horas después de la celebración del desfile militar y la posterior recepción ofrecida por los reyes en el Palacio Real de Madrid con motivo del Día de la Fiesta Nacional, persisten los comentarios sobre el error protagonizado por el presidente del Gobierno y su esposa al comenzar el tradicional besamanos en el Salón del Trono.

Este sábado, la Casa Real emitió un comunicado para pronunciarse sobre el malentendido protagonizado por el presidente del Gobierno y su esposa en el que disculpaba el error. Tras la nota de Zarzuela, no han faltado voces que se preguntaban cuál ha sido el mecanismo que ha llevado al jefe del Estado a ayudar a Pedro Sánchez. Se supone que los movimientos de la Casa del Rey que afectan al plano político están supervisados por el Ejecutivo. 

"Ante las interpretaciones surgidas a raíz del malentendido producido durante el saludo de Sus Majestades los Reyes y el presidente del Gobierno y su esposa, doña Begoña Gómez, la Casa de Su Majestad el Rey quiere aclarar lo siguiente: tal y como esta Casa informó ayer (viernes), el presidente del gobierno y su esposa siguieron en efecto y en todo momento las indicaciones de la Casa de Su Majestad el Rey, que fueron las de que permanecieran en el Salón del Trono del Palacio Real con Sus Majestades, hasta que los siguientes invitados llegaran a las inmediaciones de dicho salón para proceder al tradicional saludo a los Reyes", reza el comunicado.

"Como quiera que la presencia del resto de invitados quedó restablecida de forma inmediata, el ritmo habitual de saludo fue recuperado sin solución de continuidad, y se produjo la situación sobrevenida a la que se hace referencia", añade la nota oficial.

Toda la polémica comenzó cuando tras el desfile de las Fuerzas Armadas, cuando tenía lugar la recepción en el Palacio Real presidida por don Felipe y doña Letizia, Pedro Sánchez, saludaba a los Reyes estrechando sus manos, y a continuación su mujer. Después, ambos se situaron junto a Felipe VI y su esposa y, como ellos, continuaron recibiendo al resto de asistentes. Un responsable de protocolo de la Casa Real advirtió al líder socialista y su esposa del error cometido, reparando la situación. Pero ya nadie pudo parar el asunto y la noticia se hizo viral hasta el punto de convertirse en más noticia que todo lo que aconteció este 12-O.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin