elEconomista.es

Pedro Sánchez la pifia con el protocolo en la recepción del 12 de octubre

12/10/2018 - 15:58

Un error sin importancia del jefe del Ejecutivo prueba que ni siquiera el propio líder socialista se cree que que es el inquilino de la Moncloa. Tal vez por la inexperiencia, o por esa sensación subconsciente que apuntábamos, lo cierto es que el presidente y su mujer, Begoña Gómez, han actuado más como invitados normales en la recepción de Palacio, posterior al desfile de la Hiospanidad, que como primer ministro y su mujer.

El presidente del Gobierno y su mujer saludaban a los Reyes durante la tradicional recepción tras el desfile pero tras el protocolario gesto, Sánchez se ha equivocado y se ha quedado a lado de los Reyes para seguir saludando a los invitados, como es preceptivo, y como sí ha hecho en cambio la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Solo la actuación de un miembro de protocolo de la Casa Real ha podido reparar la anécdota, cuando le ha indicado al al presidente de que no podía quedarse donde estaba.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.