elEconomista.es

Enrique Peña Nieto, presidente de México, y Angélica Rivera, en trámites de divorcio

10/10/2018 - 17:11

El presidente mexicano y la primera dama, conocida como La Gaviota por el personaje que interpretó en su última telenovela, están atravesando una gran crisis matrimonial y ya son muchas las voces que hablan de divorcio. El posible fin de su relación coincide en el tiempo con el término de su gobierno, tal y como ha remarcado el columnista Salvador García Soto en el medio El Universal, una revelación que ha revolucionado México.

"Con la mudanza ya avanzada en Los Pinos, también llega la noticia de que en la casa presidencial han comenzado formalmente los trámites de divorcio que oficializarían la separación y distanciamiento que ya lleva tiempo. Así que con el fin del sexenio también terminará el cuento de hadas...", ha escrito el periodista, alertando así del fin de su amor tras 10 años juntos, ocho de ellos casados.

Soto, además, ha asegurado que Angélica Rivera ni siquiera vive en Los Pinos, residencia oficial de los presidentes de México y sus familias: "Hace ya dos años que Angélica no vive en Los Pinos por decisión propia. Ella ya pasa más tiempo en Miami y Los Ángeles, donde estudia una de sus hijas. Entiendo que es un tema que llama la atención, pero no es la primera pareja presidencial que pasa por esta situación. La separación formal llegará con la terminación del gobierno, ya entonces no tendrán que guardar las apariencias", ha desvelado el columnista mexicano, quien ha alegado que sus fuentes son "muy confiables y cercanos a la casa presidencial".

La información del periodista confirma los rumores de crisis que rodeaban a Peña Nieto y Angélica desde hace años y que se originaron tras los desplantes que uno y otro se hicieron en algunos actos públicos. Uno de los más sonados se produjo durante la visita oficial de los Reyes de España en el 2015. El presidente tendió la mano de la primera dama para cederle el paso, pero ella lo ignoró mientras le miraba con desprecio. Otro tuvo lugar en su visita oficial a Francia. En esta ocasión fue ella quien hizo el ademán de dar la mano a su esposo pero éste la rechazó.

Así las cosas, todo apunta al fin de una relación que comenzó en 2008, un año después de que Peña Nieto enviudara tras la muerte de su primera esposa, Mónica Pretelini, que falleció a los 44 años. El político se enamoró de Angélica Rivera, divorciada del productor de televisión José Alberto Castro, y se casaron en 2010 en la Catedral de Toluca. Cana uno aportó tres hijos al matrimonio: Paulina, Alejandro y Nicole Peña Pretelini, y Fernanda, Regina y Sofía Castro Rivera. Precisamente, esta última ha negado la supuesta crisis.

"La verdad nosotros ocho somos los que sabemos qué pasa adentro. Lo que te puedo decir no, que eso sí no es verdad", decía la primogénita de Angélica. "Lo único que puedo decir es que mi mamá y Enrique (Peña Nieto) están más felices, más unidos, más guapos que nunca", sentenciaba la joven.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.