Actualidad

Ciboulette, el catering que dará de comer a Fernando Fitz-James Stuart, Sofía Palazuelo y 400 invitados

El hijo del actual duque de Alba se casa este sábado con Sofía Palazuelo y todo está listo para que la ceremonia y la fiesta posterior sean perfectas. Los encargados de darles de comer y beber son Ciboulette, la empresa de Catering en la que han confiado las wedding planners, es decir, las hermanas Paula y María Herrera, junto a  Claudia Aguirre, responsables de la empresa de organización de eventos A-típica.

En la boda de Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo, los Alba y sus 400 invitados disfrutarán de un menú sencillo, compuesto por tres platos, y un postre que consistirá en una tarta árabe de obleas y crema pastelera. No es, ni mucho menos, la opción más cara que se les ofreció. Ciboulette tiene un amplio abanico de ofertas y sugerencias, no solo referidas a la comida en sí, sino a detalles ornamentales. Tal y como la empresa anuncia en su web, trabajan en todo tipo de entornos (jardines, valles, orillas de ríos, playas, pajares, cuadras, hoteles, monasterios, montes, garajes, museos...) y con estilos muy diferentes (clásico, moderno, vintage, temático, colorista, barroco, minimal...). 

Entre los clientes de Ciboulette destacan empresas como El Corte Inglés, BBVA, Telefónica o Repsol, clubes deportivos como el Atlético de Madrid o el Real Madrid, publicaciones como Vogue o marcas de lujo como Armani, Louis Vuitton o Dior, al margen de particulares.

Ciboulette ofrece diferentes menús personalizados a gusto del cliente, incluso tienen cocina temática. Destaca la comida mediterránea y los productos ecológicos, además de una escuela de alta cocina propia asesorada por grandes chefs a nivel europeo. 

Los novios que han confiado en ellos en su gran día están encantados: en la web bodas.net, quizás la más importante en este ámbito, la empresa recibe una puntuación de 4,8 sobre 5, a valorar la calidad del servicio, la profesionalidad y la flexibilidad, entre otros. También destacan una buena relación calidad-precio, y es que, a pesar de que la factura final depende de muchos factores (menú elegido, decoración, número de comensales...) se puede contratar desde los 200 euros por invitado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin