Actualidad

Varapalo para la infanta Cristina: quitan su nombre a un hospital público

Nuevo golpe para la hija de los reyes eméritos, que ve cómo el hospital Infanta Cristina de Badajoz pasa a llamarse hospital Universitario de Badajoz, tal y como ha acordado en las últimas horas el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura. La decisión se debe en parte a las grandes presiones que han ejercido varios colectivos para cambiar el nombre de su centro médico.

Muchas de ellas han llegado desde IU Badajoz, que solicitó en febrero de 2017 el cambio de nombre del Hospital Infanta Cristina de la ciudad tras la sentencia del caso Nóos. "Tras la lectura de la sentencia del caso Nóos el pasado viernes, 17 de febrero, en la que la Infanta Cristina fue condenada en calidad de responsable civil a título lucrativo al pago de más de 265.000 euros mantener la denominación del hospital con el nombre de una persona que ha tenido un comportamiento poco ejemplar y condenada por la justicia no es de recibo", aseguró el coordinador entonces.

Ahora, año y medio después, han logrado su propósito. Eso sí, tanto la documentación como sábanas, pijamas y otros enseres del hospital se seguirán utilizando bajo el nombre del hospital Infanta Cristina, tal y como aseguró este martes la portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña: "Todo se va a seguir utilizando hasta que su uso haga que se deba cambiar".

Gil Rosiña, además, ha asegurado que el cambio de nombre se realiza "con absoluta normalidad" y entiende que "habrá a quien le guste el cambio y habrá a quién no". Pero ante todo, la política deja claro que "no va a costar ni un solo euro" al presupuesto público de la Junta de Extremadura.

Mientras tanto, la infanta Cristina continúa su vida en Ginebra junto a sus hijos y vuela a menudo a Madrid para visitar a su hermana Elena o a sus padres, así como a Iñaki Urdangarin, que sigue preso en la cárcel de Brieva, en Ávila.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin