Actualidad

El vuelo 'secreto' de Pedro Sánchez: utilizó el helicóptero oficial para viajar a la boda de su cuñado

La pasión del presidente del Gobierno hacia los helicópteros no tiene límites. El líder socialista utiliza con una gran frecuencia este aparato, lo que ha levantado ampollas y críticas en la oposición, desde donde se han quejado de los múltiples viajes de Sánchez y el coste que supone, cercano a los 5.000 euros la hora de vuelo. Ahora tienen un nuevo motivo para protestar, ya que se ha descubierto que Pedro también viajó en helicóptero oficial a la boda de su cuñado Miguel.

El sábado 30 de agosto, el hermano de Begoña Gómez contrajo matrimonio con Fayette Proper, fundadora y directora del estudio de interiorismo Nimú, en Aldeanueva de Cameros, un pequeño pueblo de La Rioja. Hasta allí se trasladó Sánchez y su mujer a bordo de un Super Puma del Ejército (asignado al presidente), que salió de La Moncloa y aterrizó en la base aérea de Agoncillo, a 57 kilómetros, unas horas antes de la boda, según cuenta El Confidencial Digital.

Allí le estaba esperando una comitiva formada por su coche oficial y varios vehículos de escolta para llevarle al lugar de la celebración. Para asegurar la seguridad del presidente y su familia, la Delegación del Gobierno diseñó un dispositivo compuesto por 50 agentes que se encargó de garantizar la seguridad en el aeródromo y también de guiar y escoltar el vehículo oficial de Sánchez.

Además, se organizó una segunda operativa que establecía un perímetro de protección en Aldeanueva. Los agentes impedían también la entrada de la prensa local o que se pudieran tomar fotos de Sánchez. Por ello, apenas hay documentos gráficos publicados del enlace. Tras el mismo, ya el domingo, regresó a La Moncloa a bordo del Super Puma.

La afición de Sánchez por volar no es nueva. Desde que accedió al poder, utiliza a menudo este método de transporte e incluso desde Moncloa aseguran que "casi todas las semanas coge el helicóptero". Uno de sus vuelos más polémicos fue el que realizó a bordo del avión Falcón para desplazarse al Festival de Benicàssim y asistir al concierto de The Killers acompañado de su mujer. El viaje, que le costó alrededor de 20.000 euros al Estado, ha sido muy criticado por la oposición, que le ha pedido explicaciones en varias ocasiones.

Pese a todo, desde el Ejecutivo han respondido a las críticas asegurando que los viajes de Sánchez están más que justificados, ya que "el presidente siempre tiene que desplazarse en medios oficiales" por su seguridad y éstos deben ser "preferentemente aéreos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud