elEconomista.es

Isabel Pantoja reaparece en Valencia con su mejor sonrisa: "Mira qué mona estoy"

21/09/2018 - 18:58

La tonadillera ha regresado a la vida pública este viernes con una mascletá y una puesta en escena digna de Hollywood. Ha sido en Valencia, donde ha inaugurado una nueva planta de los laboratorios de cosmética Sesderma por una cantidad que ha dejado a muchos con la boca abierta: más de 100.000 euros.

Dos años después de abandonar definitivamente la prisión de Alcalá de Guadaíra, donde cumplió condena por un delito de blanqueo de capitales, Isabel Pantoja (62) ha vuelto a posar en un photocall para las cámaras y lo ha hecho con la mejor de sus sonrisas y acompañada por el doctor Gabriel Serrano. La cantante ha elegido un outfit muy sencillo en black&white, vestida con una blusa blanca con lazada en la cintura, mangas acampanadas y pantalón negro también con campana. Además, ha decidido recogerse el pelo en una coleta alta y utilizar un maquillaje muy natural y favorecedor.

"Venir a Valencia es venir a mi casa", ha dicho Pantoja en su discurso. "Cuando me propusieron esto no tuve ninguna duda en aceptarlo. Me alegro de que hayáis venido todos porque es muy importante crear empleo y esta empresa es lo que hace, ya les he dicho que cuando abran la parte de atrás me vengo con ellos", ha bromeado. "Mirad que mona estoy después de ponerme las cremas de estas cremas tan maravillosas. Es para todo, divina te la pongas donde te la pongas". Eso sí, ha sido escuchar "Sálvame", "Gran Hermano" y "alegato a favor de tu hija" y hacer mutis por el foro.

La que sí ha contado qué le parece a Pantoja la nominación de su hija es Tárrega, que también estaba presente en el acto: "No le ha hecho ninguna gracia que salga nominada, porque ella es la primera que quiere que su hija esté en la casa. Isabel quiere muchísimo a su hija".

La madre de Kiko Rivera y Chabelita ha estado 'escoltada' por los miembros de la organización y también por un reducido pero representativo grupo de seguidores que ha cerrado filas en torno a ella: "Guapa", "Artista", gritaban.

Fue la periodista Cristina Tárrega la encargada de contactar con la cantante para ofrecerle esta generosa oferta. Al parecer, la marca tenía otras candidatas para ocupar el puesto de madrina, como Penélope Cruz, Georgina Rodríguez y Sofía Vergara, pero la proyección de Pantoja en Latinoamérica y el interés mediático que despiertan tanto ella como sus hijos en España ganaron el pulso. "Queríamos que fuese algo grande y ella es el personaje más indicado", nos comentó este jueves en exclusiva la periodista. Aunque en un principio se habló de que cobraría 100.000 euros por este acto, lo cierto es que Tárrega afirmó que "cobra mucho más que eso" y aunque algunos medios han afirmado este viernes que la cifra llegaba a los 160.000, no es así: "Es falso que Isabel Pantoja haya cobrado 160.000 euros; quien ha dicho eso no tiene ni idea", ha asegurado la periodista a Informalia.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 1

#1
21-09-2018 / 19:25
Anonimum
Puntuación 2   A Favor   En Contra

No seré yo quien compre estas cremas promocionándolas esta choriza. Serán buenas, pero anda que no hay actrices o modelos para hacer esta promoción.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.