elEconomista.es

Julián Contreras Jr. y su padre, desahuciados por no pagar el alquiler

21/09/2018 - 14:42

El hijo y el ex marido de la desaparecida Carmina Ordóñez serán obligados a abandonar su casa por orden de un juez. ¿El motivo? Llevan varios meses sin pagar el alquiler y el dueño del inmueble les ha denunciado.

Julián Contreras Jr. y su padre atraviesan una situación económica muy complicada desde hace unos años y que no ha mejorado tras el paso del joven por Gran Hermano VIP o su reciente fichaje como tertuliano en el programa Corazón TVE. Según afirma Semana, llevaban varios meses sin pagar el alquiler y tras la correspondiente denuncia de su casero, el juez ha hecho efectiva una orden de desahucio este mismo viernes.

Un nuevo mazazo para el hermano de Fran Rivera y Cayetano, que ha confesado haber sufrido depresión en los últimos meses tras haber fracasado en el mundo de los negocios y haber perdido una gran cantidad de dinero en el intento.

Poco después de que trascendiera la noticia, Julián Jr. ha sido visto por las calles de Madrid haciendo unas gestiones y aunque ha atendido a los medios interesados en su situación, ha declinado hacer declaraciones sobre el desahucio. 


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.