elEconomista.es

Cristina Tárrega nos cuenta cómo fichó a Isabel Pantoja "por más de 100.000 euros la tarde" como madrina de unas cremas

20/09/2018 - 12:24

"Cuando se produjo la famosa llamada de Isabel Pantoja a Sálvame yo ya había contactado con ella para que fuera la madrina de las cremas", explica Cristina Tárrega a Informalia. La periodista es la artífice del regreso de la tonadillera a la vida pública. "Se me ocurrió a mí", reconoce. Fuentes de la negociación entre la madre de Kiko Rivera y los laboratorios que la han fichado nos confirman que el contrato no se firmó hasta este miércoles, apenas cinco días después de la histórica intervención de Pantoja en Telecinco, cuando estalló contra su hija.

Este jueves, un día después de la firma, Isabel ha reaparecido en el aeropuerto de Sevilla sonriente y amable con los reporteros. La cantante se ha montado en el avión y pondrá rumbo a Valencia, donde ejercerá de madrina de la marca de cremas, tal y como nos insiste Tárrega.

"Soy la organizadora, la persona que contactó con Isabel, pero la madrina es ella", repite. "Nos parece la persona ideal porque la empresa que la contrata, que hace las mejores cremas del mundo en opinión de los más reputados dermatólogos, tiene mucha proyección en Latinoamérica, y allí Pantoja en una diosa", aclara Tárrega.

"Queríamos que fuese algo grande, acorde con el nivel de Sesderma, una empresa valenciana que ha apostado fuerte por la investigación en cremas y productos para la piel. Por eso pensamos en personajes como la actriz colombiana Sofía Vergara, Penélope Cruz o Georgina Rodríguez", cuenta Cristina. "Contacté con la representante de Pe, y también con Jorge Mendes, el 'repre' de Cristiano, pero al final creo que el personaje más indicado es Isabel".

Tárrega argumenta que la popularidad de la cantante en España y Latinoamérica es difícilmente igualable: "Yo no soy amiga de Isabel, ni nada. Es una decisión estrictamente profesional. La conozco desde la época de Cadena Dial, hace muchos años, pero lo que ha primado para contratarla ha sido su poder de convocatoria", insiste.

Preguntamos a Tárrega por el dineral que le cobra Isabel por unas horas de trabajo y justifica la brutalidad de las cifras que se barajan: "Cobra mucho más de los 100.000 euros que se ha publicado", nos dice. "Pero es que no sabes lo que piden por este tipo de cosas artistas de la la talla de la que estamos hablando". Tárrega se niega a desvelar el dato exacto de lo que ha pactado por 'el regreso de Pantoja' pero nos garantiza que "la cifra supera bastante lo que se ha dicho".

La cuestión es que ha sido "la cantidad que había que poner" para que, una semana después de su espontánea y explosiva intervención en Sálvame, cuando los kioskos echan humo con la entrevista que Mila Ximénez hace a Isa Pantoja en la revista Lecturas, y con su hija Chabelita dando titulares a diario desde la casa de Gran Hermano Vip, Isabel Pantoja salga de su encierro en Cantora para aparecer en Valencia este viernes en la inauguración de los laboratorios de cosmética Sesderma.

Los 'jefes' de Pantoja por un día, clientes de la empresa de comunicación de Cristina Tárrega (Kibo Media Comunicación), son una compañía valenciana que ha apostado fuerte por la investigación en cremas y productos para la piel, vende en más de 80 países de todo el mundo y es pionera en avances científicos en los que hace enormes inversiones. Y es esta firma la que apuesta por Isabel Pantoja como figura estelar de la ampliación de sus instalaciones.

El acuerdo con la cantante, firmado este mismo miércoles, incluye la presencia de Pantoja, pero también sus declaraciones: Isabel hablará en el acto", confirma Tárrega. Y recordemos que estamos ante uno de los momentos más delicados de la vida de la cantante nacida en Sevilla hace 62 años.

Es el primer acto social y publicitario de la tonadillera después de su salida de prisión y tras meses recluida en la finca sevillana, que ella niega que sea "la mansión de Drácula", mientras sus hijos por uno u otro motivo le dan un disgusto diario.

Lo que no consiguió Isabel Preysler con todo su glamour y su bagaje de alta sociedad, con aquellas cremas que sacó al mercado y resultaron un completo fracaso comercial, puede que lo logre Isabel Pantoja, ex presidiaria y carne de escándalo. La expectación en Valencia es máxima. ¿Contestará Isabel a las declaraciones de su hija inducidas por Mila Ximénez para destruir la imagen de la madre?

El viernes sabremos si Isabel Pantoja, una vez fuera de su encierro en Cantora por obra y gracias de Sesderma, hablará de algo más que del cuidado de la piel con el doctor Gabriel Serrano, verdadera estrella, en lo que a dermatología se refiere, de este acontecimiento.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 2

#1
20-09-2018 / 17:04
Anónimo
Puntuación 1   A Favor   En Contra

En España parece que venden el morbo y los escándalos, pero la gente se harta y puede haber el efecto contrario. En Latinoamérica Pantoja sin Juan Gabriel es poca cosa. Sus composiciones y apoyo es de lo que se ha valido la tonadillera allí y no de otra cosa. Como en España explotar al máximo su viudedad.

#2
20-09-2018 / 18:29
Anonima
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Todas estas cremas estarán muy bien pero siempre presentadas por gente que tiene una y mil cirugías estéticas como la Pantoja.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.