elEconomista.es

Varapalo para Eugenia Martínez de Irujo: Tana deja Madrid y se muda a Sevilla, junto a su padre

19/09/2018 - 13:03

Tenía que pasar: su padre representa para ella la fiesta, la feria y pasarlo bien; mientras que su madre ha sido quien ha tratado de exigirle disciplina, sacrificios y estudios. Es decir, de ponerle trabas a su rebeldía, propia de la edad. Tana no es una estudiante ejemplar: ha suspendido las pruebas de acceso a la Universidad en dos ocasiones y siempre se ha dicho que mientras su madre apostaba por limitar y frenar su ansia de libertad su padre la tenía algo más consentida. Y no olvidemos que Curro Soriano, el joven campeón de padde con el que sale la joven, es Sevillano. Puede que él haya influido también el la decisión de Tana de vivir a orillas del Guadalquivir.

"Ha salido más a los Rivera", aseguraba este miércoles Fran, su padre. "Conoció más a la duquesa de Alba, su otra abuela, pero yo a veces le veo cosas de mi madre increíbles", repetía en hijo de Carmina Ordóñez, fallecida en 2004, cuando Tana solo contaba 4 años.

Lo que podría suponer un serio disgusto para Eugenia Martínez de Irujo, al ver cómo su hija abandona el piso familiar de la calle de la Princesa de Madrid, no será tanto. Al menos eso dice su padre, quien asegura que su ex ha asumido la marcha de su hija de 19 años. "Solo nos une Tana y eso es lo más importante para nosotros, somos sus padres y hay cierta comunicación, este día más aún", explica el diestro.  Lo cierto es que si para Eugenia puede ser un golpe el abandono del nido, para Fran es una gran alegría. "Se ha venido a vivir a Sevilla, es la mejor noticia que he podido tener en muchos años", repite en público el torero, que verá a sus dos hijas y al chico que le viene ahora a su lado.

No olvidemos que la custodia de Tana fue objeto de demanda de Fran Rivera, en su día, cuando Tana aún no era mayor de edad. De hecho, el empeño de llevar a los tribunales el asunto alejó en sus últimos años de vida a la duquesa de Alba del torero, al que adoraba a pesar de haberse separado de su única hija. La relación con Eugenia también sufrió un mazazo por ello.

Instalarse en Sevilla, junto a su padre y sus dos hermanos (Carmen y Francisco, el que viene), supone también estar más cerca de Lourdes Montes, 'madrastra' que se lleva muy bien con Cayetana como ambas han declarado y demostrado en muchas ocasiones, una buena sintonía que no molesta a Eugenia, hasta donde sabemos. Recordemos que Lourdes tiene solo 34 años, 15 menos que la duquesa de Montoro. Por ello, Lourdes es un poco 'hermana mayor'. La misma distancia de edad le separa a la abogada y ahora diseñadora de Eugenia por arriba que de Tana por abajo. 

¿Se alejará Tana de la cierta disciplina a la que le obligaba su madre? ¿Se contagiará del espíritu festivo estando más cerca de su padre? ¿Estudiará? ¿Aprobará selectividad?







Comentarios 0