Actualidad

La gran historia de amor de Celia Barquín, la golfista cántabra asesinada en Iowa

A sus 22 años, Celia Barquín se cruzó con la muerte en el campo de golf de Coldwater Links, en Iowa. El presunto homicida, Collin Daniel Richards, asestó varias puñaladas a la golfista cántabra y dejó su cuerpo sin vida cerca de una bolsa de deporte. De esta vil forma rompía la vida de Barquín, que deja tras de sí una prometedora carrera en el mundo del golf y una gran historia de amor.

Celia abandonó su Cantabria natal hace cuatro años y se marchó a cumplir su sueño de ser golfista en la Universidad de Iowa, centro para que el jugaba y donde cursaba una ingeniería. Y mientras lograba poco a poco hacer su sueño realidad, se enamoró de Carlos Negrín Bolaños, ingeniero profesional de raíces canarias y quien trabajaba para la universidad.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy he aprendido una buena lección. Hoy jugué los 36 hoyos de la clasificatoria del US Women's Open en Minnesota. Después de los primeros 18 y tras haberme hecho +6 (78), estaba muy decepcionada y prácticamente sin ganas de jugar por la tarde porque "si ya me he hecho +6 y no me voy a clasificar, qué más da?". Luego salí al campo y tuve la vuelta de mi vida -6 (66), la cual me llevó a un playoff que gané con birdie en el primer hoyo y me dio la oportunidad de participar dentro de dos semanas en el US Women's Open como amateur! No hay que dar algo por perdido nunca. Pero literalmente nada. Y por último gracias a @negrinbolanos por toda tu ayuda y por lo bien que lo hemos pasado estos días. Eres genial. Lo conseguimos! Nos vamos a Alabama!! ?????????????

Una publicación compartida de Celia Barquin (@celiabarquin96) el

Su relación se fue asentando y la propia Barquín presumía en redes sociales de su amor a través de imágenes y románticas declaraciones. Su pasión por el golf les unió aún más, ya que iban juntos a practicar, como mostraban en Instagram.

A mediados de junio, Negrín encontró un nuevo empleo en una empresa industrial, a 25 kilómetros de Ames, y Celia lo celebró en la red social: "¡Primer día en el gran trabajo para este chico!", decía bajo una instantánea de ambos en el campo.

Ver esta publicación en Instagram

First day at his new "big boy job" for this guy!!! ????????

Una publicación compartida de Celia Barquin (@celiabarquin96) el

Mientras tanto, Celia iba consiguiendo logros y se erigía como la próxima gran golfista española. Tras ganar con las Cyclones, el equipo de golf femenino de la Universidad de Iowa, la Big XII, había participado en el US Open, su primer torneo oficial, al lado de las mejores del mundo. En agosto, además, había avanzado hasta la segunda ronda de las calificatorias de la LPGA, que dan acceso a la licencia para participar en el tour profesional.

Nadie tenía dudas: Barquín lo tenía todo para llegar a lo más alto como su ídolo, Sergio García, con quien se fotografió cuando era una niña. Pero la vida, en ocasiones, es demasiado injusta, como recordaba este mismo martes Bustamante, que también se ha despedido de ella en las redes, y un malnacido se cruzó en el camino de Celia para borrarle su eterna sonrisa y llevarse por delante la vida de una gran estudiante y una deportista con mucho talento.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin