Actualidad

Anticorrupción exime a Juan Carlos I de las acusaciones de Corinna y pide archivar las grabaciones

Fiscalía solicita el sobreseimiento provisional de la Pieza Separada V –CAROL-, la que tiene que ver con las famosas grabaciones de Corinna. Sin embargo, no descarta abrir investigación por los delitos de cohecho relacionados con las presuntas comisiones del AVE a la Meca.

La Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada ha presentado este viernes un informe en el Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, a propósito de la ya famosa reunión mantenida en Londres entre el ex comisario José Manuel Villarejo Pérez, la que fuera amante del Rey don Juan Carlos y el ex presidente de Telefónica. El escrito, al que ha tenido acceso Informalia, se refiere a la grabación que en su día fue difundida, con el consiguiente revuelo mediático, y que habría tenido lugar antes de la abdicación del Rey Juan Carlos I. El cambio en la jefatura del Estado se hizo efectivo por Ley Orgánica (3/2014) del 18 de junio, pero que fue anunciado el 2 de junio de 2014.

La conversación grabada incluye más contenido del conocido, ya que es de mayor extensión que la difundida en su día, y versa sobre diferentes aspectos: los que hacen referencia al entonces Rey, hoy Emérito, y otros relacionados con un encargo que pensaba realizar Corinna a Villarejo.

Respecto a los que implican al Rey Emérito, la princesa se refiere "a un terreno en Marruecos, al pago de unas comisiones y a cuentas bancarias de las que el Rey sería titular real en Suiza, bien bajo nombres supuestos, bien bajo la titularidad formal de un familiar", de acuerdo con la nota difundida por la Fiscalía Anticorrupción.

Respecto del terreno, señala que se puso a su nombre una propiedad en Marrakech a través de una sociedad manejada por un abogado y que ahora le piden –sin identificar a su interlocutor o interlocutores- transmitirla a través del mismo a un familiar del Rey. Corinna repite que esta operación la han hecho con "dos o tres cosas" y que ella sufre "muchísima presión", pero que no puede transmitir estas propiedades porque eso "es blanqueo". Villalonga, también presente en la reunión, se refiere igualmente a este terreno afirmando que el Rey le comentó en una ocasión que "el terreno ese se lo ha quedado ella".

Anticorrupción estima que esta cuestión "no resulta susceptible de investigación en sede penal". Argumenta, en primer lugar, que no existe ningún elemento que permita colegir que tal terreno proceda de una actividad ilícita. La titularidad formal del terreno a nombre de Corinna podría deberse, como apunta ella misma, a una posible elusión fiscal: "Me las han puesto […] no porque me quiere mucho, es porque soy residente en Mónaco, entonces no tengo el problema de declarar", se le escuchaba a la princesa.

Los datos, más allá de su posible trascendencia tributaria, y desde el punto de vista de la Fiscalía, "no son suficientes para iniciar una investigación penal" que tendría naturaleza prospectiva y que, en todo caso, "remite a fechas en las que el entonces Rey Juan Carlos gozaba de la inviolabilidad que para el Jefe del Estado reconoce el art. 56.3 de la Constitución".

Por lo que se refiere a las cuentas bancarias, Corinna cuenta que Álvaro Orleans de Borbón, primo de Su Majestad, y también residente en Mónaco, titularía cuentas en Suiza de las que el verdadero titular sería el hoy Rey Emérito. Según Corinna, es este familiar quien paga determinados gastos del Rey, relatando un episodio en el que se habría reintegrado un dinero que había adelantado su marido para satisfacer unos gastos de un viaje de Juan Carlos, un dinero que vendría de Suiza, según Corinna.

En las grabaciones de las que habla Anticorrupción, es el ex comisario Villarejo (y no su interlocutora, a la que graba), quien atribuye genéricamente al Emérito "que algunas de las cuentas que tiene el Rey son con nombre falso", y que éste fue proporcionado por el Director del CNI.

Tampoco Fiscalía entiende que haya que intervenir, al considerar los datos "notoriamente insuficientes" para avanzar en la tramitación de esta pieza, "pues aluden a una posible cuestión fiscal que no es susceptible de mayores indagaciones", ya que el hipotético requerimiento de información a las autoridades suizas desconoce incluso la ciudad o ciudades concretas- no permitiría ir más allá de lo que se conoce en el ámbito de la cooperación internacional como una fishing expedition. Anticorrupción, sin embargo, no descarta que la Agencia Tributaria sí tenga algo que decir al respecto. 

En las grabaciones, la princesa alemana también se refería al pago de comisiones por empresas españolas "para el tren", aclarando Villalonga que se trata del "tren de alta velocidad en Arabia Saudí". Según ella, las comisiones por importe de 80 millones de euros las habrían pagado tales empresas a la mujer de un empresario saudí, quien habría entregado la mitad a otro empresario español y éste a su vez le habría dado otra parte, eso no queda claro en la conversación, al Rey. La conversación alude a la construcción de la línea de ferrocarril de alta velocidad, el llamado AVE del desierto, que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y cuya Fase II fue adjudicada en octubre de 2011 a un consorcio empresarial compuesto por doce empresas españolas junto a dos saudíes.

Las referencias a comisiones ilegales son, en este caso, más concretas, con identificación del contrato, de personas y de importes del contrato y de las posibles comisiones. Además, estos datos contenidos en la grabación aparecen complementados por otros documentos hallados. Pero "en lo que atañe a la eventual intervención del hoy Rey Emérito", Anticorrupción estima que los indicios son extraordinariamente débiles, pues consisten en la mera referencia que hace una persona que no aparece directa ni indirectamente implicada en los pagos y que tampoco manifiesta la razón de su conocimiento. Al margen de ello, atendiendo a la fecha del supuesto pago, también en este caso, el entonces Rey Juan Carlos gozaba de inviolabilidad como Jefe del Estado. De cualquier modo, al tratarse de un posible caso de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, sí parece procedente iniciar una investigación, desde luego al margen de este procedimiento, pues ninguna conexión tiene con el mismo. Así lo imponen los compromisos asumidos por España.

Se trataría de un posible delito de corrupción en las transacciones comerciales internacionales cometido por españoles o extranjeros fuera del territorio nacional, por lo que su persecución en España exige la interposición de querella por el agraviado o por el Ministerio Fiscal, una vez acreditados los indicios de criminalidad.

La grabación principal y la demás documentación hallada ponen de manifiesto otros hechos, cuya relevancia jurídico-penal también "cabe tomar en consideración", según la Fiscalía Anticorrupción, en la medida en que reflejan conductas llevadas a cabo por José Manuel Villarejo, en concierto con otras personas, que sí encajarían con el objeto de este procedimiento.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pizpireta
A Favor
En Contra

el tío más ladrón y corrupto que hay en España y se va a morir de viejo en la cama, en vez de en un catre en la cárcel. Y eso, sin corresponderles nada de este país, que no es el suyo por herencia de sangre. Lo robaron y se morirán robando. Hay que joderse. Pobres Austrias!!!

Puntuación 0
#1