Actualidad

Kiko Hernández, de cena con una azafata de Sálvame: "Lo llevamos haciendo unos meses"

El contertulio de Sálvame terminó una jornada de trabajo y decidió salir a cenar con una compañera de Telecinco, una de las azafatas que trabaja con el ex gran hermano.  Kiko, que califica a su colega como amiga y nada más, sin embargo admite que son muy frecuentes sus encuentros nocturnos, con chófer incluido: "Lo llevamos haciendo desde hace unos meses".

Al tercer invitado a la cena no se le ha visto el pelo, al menos en las imágenes difundidas por Diez Minutos, pero se trata de su chófer de producción, tal y como relata el propio Hernández en la publicación.

A sus 41 años, a Kiko solo se le conoce una relación amorosa: la sevillana Patricia Ledesma, cuya historia fue breve y se desarrolló en la casa de Gran Hermano 3, hace por tanto 16 años. Patricia quedó en segundo lugar, por delante del propio Kiko, y salieron a la vez del encierro. El madrileño se negó a posar cogido de la mano junto a la que se suponía que se había acostado con él, cosa que si hizo en plató, pero muy forzado, como se ve en las imágenes que recuperamos. Ledesma compareció en los platós de Telecinco y lo que contó sobre las capacidades amatorias de su pareja no fue muy agradable.

Kiko sabe que "hay que crear morbo" en la televisión y "alimentar el misterio" por ello casi todo lo referente a su vida personal es un misterio. Pero ha admitido que si tuviera alguien especial en su vida "lo diría sin problemas" porque, según sus palabras, "sería una pesadilla vivir escondido".

Hernández cuenta -eso sí- con dos amores conocidos que si le hacen palpitar de ternura y cariño: Abril y Jimena, sus hijas, quienes vinieron al mundo hace 20 meses, gracias a la gestación subrogada. Kiko las llama cariñosamente "mis princesas".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud