elEconomista.es

Manuel Valls al desnudo: así mezcla amor, política y dinero durante su gira española

21/08/2018 - 11:40

La tentación por la alcaldía de Barcelona es tan grande que en ella caben amor, dinero y política, ingredientes que, juntos, pueden afear la imagen de un presunto candidato limpio, honesto y respetable, como los que busca el partido de Albert Rivera. Hay quien cree que el primer ministro francés está de tournée entre Menorca y Marbella buscando dinero para financiar su futuro político, mientras que otros piensan que se trata de una gira amorosa, tras haberse enamorado perdidamente de la multimillonaria Susana Garllardo. ¿O se trata de ambas cosas?

Este verano, dos nuevas parejas de la alta sociedad y las finanzas viven sus romances más discretos aunque la talla de sus protagonistas hace imposible el anonimato. La multimillonaria catalana Susana Gallardo (accionista mayoritaria de los Laboratorios Almirall) parece que ha enamorado, y viceversa, al ex primer ministro francés Manuel Valls, nacido en Barcelona y educado en Francia, con el que ha sido vista en Menorca, donde ella tiene una de las mejores casas de la isla. Y también han paseado por Marbella. El ex ministro socialista de Hollande y la empresaria comieron en el restaurante El Ancla, del que también son fans personajes tan conocidos como Paula Echevarría y Miguel Torres, Aznar y Ana Botella o Cospedal y su marido. A Manuel y a Susana les acompañaban Luisa y Félix Revuelta (Naturhouse), también con capital suficiente como para apoyar campañas si les apetece hacerlo. 

(arriba, la violinista Anne Gravoin y Valls junto a Felipe y Letizia, en una imagen de archivo.). 

Desde el otro lado de los Prineos, la diputada francesa Olivia Grégoire, tercera compañera sentimental de Manuel Valls, tras dos matrimonios fallidos, contempla el verano de su pareja, que ha discurrido entre París, Barcelona, Marbella y Menorca. Valls declaró a Le Monde que desvelará su futuro en unas semanas: "Tomaré mi decisión en septiembre. Se trata de un cambio de vida, no solo de vida política". 

Distintos medios atribuyen los viajes de Valls no a cuestiones amorosas sino a la búsqueda de apoyos financieros para su relanzamiento político, tal vez como sucesor de Ada Colau, de la mano de Ciudadanos. Susana Gallardo es inmensamente rica y puede prestarle mucho apoyo empresarial. Pero las fotos de Valls y Gallardo en Menorca o Marbella han despertado en París todo tipo de comentarios, aunque su pareja oficial permanece oficialmente en silencio.

El ex primer ministro anunció su ruptura con su segunda esposa, Anne Gravoin, el mes de abril pasado, luego se comprometió públicamente con Gregoire, y cuatro meses más tarde protagoniza una gira por España con tintes amorosos pero que podría estar destinada a recaudar los millones de euros que necesitaría para iniciar una campaña electoral  a la alcaldía de Barcelona. 

En el terreno político, en Francia, Valls está solo y ningún partido le apoya, mientras que su novia (con permiso de Susana Gallardo), Olivia Grégoire (39 años), es una diputada influyente del partido de Emmanuel Macron.

Valls, que cumplió 56 años el pasado día 13, tiene cuatro hijos de su primera esposa (Nathalie Soulié), que residen en París. Allí vive y trabaja también su segunda esposa, la violinista Anne Gravoin, a la que abandonó para anunciar en horas su relación con Olivia Grégoire, antes de que se le relacionara con Susana Galardo. 

Mientras, el ex marido de Gallardo, Alberto Palatchi (Pronovias), ha encontrado al nuevo amor de su vida en Zita Serrrano-Súñer, un romance desvelado el pasado sábado por La Otra Crónica de El Mundo. Zita, prima de Carmen Martínez-Bordiú y el resto de sus hermanos, es nieta del que fue cuñado y ministro de Asuntos Exteriores de Franco, Ramón Serrano Súñer, hasta que su relación adúltera con Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, hizo temblar los muros del palacio de El Pardo.

El divorcio de Alberto Palatchi y Susana Gallardo en 2016 fue uno de los más sonados y sorprendentes de los últimos años. El dueño de Pronovias, empresa líder de moda nupcial y uno de los hombres más ricos de España, se separaba después de 30 años de matrimonio y tres hijos en común, de Susana Gallardo, accionista mayoritaria de los Laboratorios Almirall, un imperio farmaceútico que la acredita como una de las mujeres con más fortuna y más influyentes de Cataluña. Siempre se ha comentado en la Ciudad Condal que Gallardo era mucho más rica que su marido.

Después de vender Pronovias por 550 millones de euros, aunque sigue como accionista de un 10% de la empresa, Palatchi se dedicó a disfrutar de la vida después de haberse entregado en cuerpo y alma a situar a Pronovias entre las empresas textiles más importantes del mundo. Palatchi se compró un super ático de 800 metros, el más caro de Madrid, por el que pagó 14 millones de euros, como adelantó en exclusiva Informalia y se echó una novia guapísima, Mónica Gómez Cuétara, hermana de Silvia, la viuda de Luis García Cereceda, el creador de la urbanización La Finca. La relación duró apenas unos meses. Mónica trabaja y vive parte del año en Miami, la distancia complicaba las cosas.

La pasada semana, Palatchi estrenaba en la noche ibicenca nueva acompañante. Era Zita Serrano-Súñer, habitual de Ibiza desde hace años, donde pasa el verano con sus hijos y su marido, un empresario argentino. Juntos asistieron a la Flower Power, la fiesta homenaje a los años 60, en la discoteca Pachá. Zita y Palatchi, que nunca frecuentó Ibiza ni su más famosa discoteca, evitaron a los fotógrafos pero se mezclaron con toda naturalidad entre los invitados de la zona vip.

Alberto Palatchi y su ex Susana Gallardo rehacen sus vidas sentimentales con personajes tan famosos como ellos mismos, aunque no tan ricos. El apuesto Manuel Valls podría ser el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona y nada mejor que una novia catalana, influyente y multimillonaria para apoyar su candidatura. 







Comentarios 0