Actualidad

Cristina Cifuentes en Menorca: ruinas, playas y cócteles "para curar los males"

La ex presidenta de la Comunidad de Madrid, que llevaba ocho años sin vacaciones, está recuperando el tiempo perdido. Cristina Cifuentes (53) ha hecho las maletas y se ha trasladado hasta Menorca, donde ha visitado las ruinas y playas más míticas de la isla y ha probado uno de los cócteles típicos menorquines para "curar los males".

Ella misma ha compartido con sus seguidores de Instagram sus vacaciones paradisíacas, aunque eso sí, ni rastro de la compañía. A través de las redes sociales, Cristina ha contado paso a paso cómo es su día a día en la isla. "Os deseo a todos que paséis unas estupendas vacaciones. Las mías son las primeras que tomo en ocho años. Menorca. El paraíso", escribió la ex política este viernes junto a una imagen del mar de la isla.

Cifuentes ha aprovechado su estancia para disfrutar del poblado talayótico de Trepucó, uno de los mejores yacimientos prehistóricos que se conservan en la isla debido en gran parte a la taula que aún conserva, que es la más grande de Menorca. Allí, Cristina pudo ver varios fragmentos de la muralla, dos talayots, el recinto de la taula y los restos de algunas viviendas.

También ha aprovechado sus vacaciones para darse un baño. Ella misma ha publicado una imagen en la Platja De Cavalleria, una de las playas más grandes de la costa norte de Menorca con cerca de 500 metros de largo. De arena de grano grueso con tonalidad rojiza, rodeada de una naturaleza agreste, sin servicios, con buen acceso y vigilada por el faro de Cavalleria parece el destino perfecto para que Cristina desconecte del lío de los últimos meses.

Sin embargo, no ha sido la única playa que ha visitado la ex política. Cifuentes también ha acudido a Binisafua, una cala de arena blanca situada en la costa sur de Menorca, en el municipio de Sant Lluis, junto a cala Binibeca. La playa es pequeña y muy cerrada en forma de U, por lo que está bastante protegida del oleaje. En la parte izquierda de la cala hay una pequeña rampa artificial por la que se pueden subir y bajar pequeñas embarcaciones. ¿Habrá cogido la madrileña un barco para sus vacaciones?

Sea como fuere, lo que sí que parece que ha hecho Cifuentes es olvidar las penas. ¿Cómo? Con una pomada menorquina. Así lo ha anunciado Cristina con otra publicación en Instagram donde se puede ver un vaso con limón y la bebida típica de Menorca, que se obtiene mezclando Gin Xoriguer con limonada. Junto a la imagen, la ex presidenta ha escrito: "Cura todos los males".

Este es el tercer viaje que realiza Cifuentes desde su dimisión el pasado 25 de abril tras el escándalo del robo de cremas y el máster. Cristina estuvo en Munich (Alemania) y Salzburgo (Austria) con sus hijos, Cristina y Javier (25) y su marido Francisco Javier Aguilar (63), el pasado mes de mayo, mientras en Madrid se celebraba el día de la Comunidad.

Tras sus vacaciones se espera que Cifuentes, que aún sigue de excedencia, vuelva a trabajar. Podría regresar a su puesto como funcionaria de la Universidad Complutense, cargo que consiguió por oposición en 1990. Desde 2001, además, pertenece al Cuerpo de Técnicos Superiores de la institución tras presentarse a otro examen de promoción interna para incorporarse a la Escala de Técnicos de Gestión de la universidad, por lo que todo apunta a que dejará la política a un lado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin