elEconomista.es

El rey Juan Carlos y Alicia Koplowitz: risas y complicidad en la noche de Madrid

7/08/2018 - 15:30

El emérito ha sido el gran ausente de este verano en Palma de Mallorca, donde el resto de la Familia Real ha escenificado la pax borbónica, incluidas la reinas. Según aseguraron desde Zarzuela, una lesión de muñeca impidió a don Juan Carlos viajar y pasar unos días con los suyos en la isla. Días antes de anunciar que no iría a Palma, habían saltado todas las alarmas tras filtrarse las grabaciones de Corinna. Nadie explicó por qué el Rey Emérito no visitaba Marivent, aunque fuera sin competir en las regatas. Ahora sabemos que días después de ser señalado por la princesa germano-danesa como comisionista, y antes de excusar su presencia en Palma, el rey Juan Carlos se refugió en sus amistades: disfrutó de una cena con importantes personajes

La velada tuvo lugar el miércoles 18 de julio, tras la publicación de las conversaciones en las que Corinna confesaba al ex comisario Villarejo que don Juan Carlos la usaba como testaferro. Y se celebró en uno de sus restaurantes preferidos de Madrid, El Trasgu de Torrelodones.

Allí se reunió con personalidades de la talla de Javier Solana, ex ministro socialista y ex secretario general de la OTAN, que iba acompañado de su mujer, Concepción Giménez Díaz-Oyuelos; Plácido Arango, empresario mexicano de padres asturianos, que acudió junto a su pareja, la escultora vasca Cristina Iglesias; y Alicia Koplowitz, empresaria y una de las mujeres más ricas de España.

Alrededor de una mesa redonda y degustando los manjares del local, el rey y sus amigos vivieron una agradable velada y se lo pasaron en grande, tal y como muestran las imágenes emitidas por Telecinco.

El marido de doña Sofía disfruta con la compañía, y se le ve en actitud muy cómplice con los comensales, especialmente con Alicia Koplowitz. Ambos comparten confidencias al oído, tocan sus manos y muestran la gran conexión que tienen, producto de muchos años de amistad. Testigos de la escena incluso han desvelado que, en un momento de la cena, el emérito le dijo a la empresaria: "Nos necesitamos".

En ningún momento se aprecia gesto alguno de preocupación en el rictus del rey, algo que quizás puede resultar un tanto sorprendente, teniendo en cuenta que las fotografías fueron tomadas en pleno huracán Corinna.

Una semana y dos días después de estas instantáneas, la Casa Real emitió un comunicado informando que finalmente el don Juan Carlos no iría a Palma, la gran ausencia del verano en Marivent y evitando que se produjera la foto con su hijo, Felipe VI. Si es que fuera verdad lo de la lesión de muñeca que impidió a don Juan Carlos competir en la Copa Mapfre, nadie ha explicado aún por qué no acudió a la cita familiar, aunque fuera para estar con los suyos, sin regatear.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 4

#1
08-08-2018 / 10:07
mariano
Puntuación 15   A Favor   En Contra

Pues muy apesadumbrado no se le ve, por cierto, ¿y Sofía?

#2
08-08-2018 / 11:49
Javier
Puntuación 10   A Favor   En Contra

La fiesta la pagamos nosotros...

#3
08-08-2018 / 14:46
Puffffff
Puntuación 10   A Favor   En Contra

Juan Carlos I, y Alicia Koplowitz, años y años, de comisiones para arriba, y comisiones para abajo. Ambos forrados a costa de los españoles. Vaya tela.

#4
08-08-2018 / 19:28
Incrédulo
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Pero no tenía unas dolencias que le impedían ir a Mallorca.

Ah no, que lo de Mallorca es otra comedia para salvaguardar la imagen de la institución.