elEconomista.es

José María Aznar se refugia en Marbella ante el asunto del máster de su protegido, Pablo Casado

7/08/2018 - 10:41

El ex presidente del Gobierno pasa sus días de vacaciones en Marbella, donde acudió este domingo a la cena de la Asociación Española Contra el Cancer (AECC). Mientras que el ex político disfruta de unos días de relax, su protegido, Pablo Casado (37), no vive tan tranquilo. El líder del PP sigue en el ojo del huracán por el asunto del máster, que ahora será juzgado por el Tribunal Supremo después de que la jueza viera "indicios de criminalidad".

José María Aznar (65) acudió este domingo a los jardines del Real Club de Golf Guadalmina para participar en la trigésimo quinta edición de la Cena de Gala de Marbella, cuyos beneficios se destinaron íntegramente a la puesta en marcha de un Centro de Día para pacientes oncológicos y sus familiares en el local cedido por el Ayuntamiento de Marbella a la AECC.

Allí, el ex presidente del Gobierno disfrutó de una exquisita cena, cuyo cubierto es de 300 euros por persona, mientras escuchaba a grandes artistas como Pitingo, Nuria Fergó, el cantante colombiano Jorge Hernán Baena y el grupo de Mariachis internacionales. Entre canción y canción, el ex presidente charlaba con Elías Bendodo, presidente de la Diputación; la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz; el conde Rudy, primo de la reina Sofia; la princesa Beatriz de Orleans y su hija Adelaide; Inés Sastre; Pedro y Begoña Trapote etc.

Asimismo, José María presenció y no sabemos si participó en una subasta solidaria y regalos cedidos por grandes firmas y valorados en 50.000 euros, cuya papeleta se vendía a 20 euros. Entre los objetos de la puja se encontraba la raqueta de Manolo Santana, con la que jugó la final de la Copa Davis en Australia en 1965 y que alcanzó un precio final de 5.000 euros, una botella de vino Doré 24K, que bebe habitualmente Brad Pitt, el anillo de oro y brillantes del joyero Miguel San Eduardo, o la sortija de oro, brillante y rubelita, valorada en 18.000 euros.

En la cita, sorprendió la ausencia su mujer, Ana Botella: "Ana está fuera de Marbella con parte de los nietos. A casa van viniendo por tandas y hoy tuvo su primer baño en el mar el pequeño de Jose María, que tiene ocho meses. Lo he bañado yo", contaba orgulloso el expresidente a El Confidencial.

Todo transcurría con normalidad para Aznar hasta que alguien le preguntó por su pupilo, Pablo Casado. José María prefirió no hablar del tema: "Prefiero hablar del buenísimo trabajo que hace la Asociación Española Contra el Cáncer", declaró.

Mientras Aznar se rodea de famosos y apoya la lucha contra el cáncer, Casado se enfrenta de nuevo al asunto del máster, una cuestión que tiene visos de alargarse en el tiempo. Y es que la magistrada que lleva el caso, Carmen Rodríguez-Medel, ha apreciado indicios de delito al considerar que el máster se usaba como "regalo o prebenda" para favorecer a perfiles relevantes de la esfera política e institucional o bien a figuras que mantenían estrechas relaciones con el catedrático Enrique Álvarez Conde y ha elevado la causa al Tribunal Supremo (TS).

Casado ha desmentido las acusaciones y ha segurado que no dimitirá por algo que ocurrió hace una década. ¿Qué opinará Aznar de todo este escándalo?, ¿pedirá consejo Casado a su maestro?







Comentarios 2

#1
07-08-2018 / 17:55
Puntuación 0   A Favor   En Contra

El abuelo cebolleta!!!!!

#2
08-08-2018 / 09:32
Puntuación 0   A Favor   En Contra

No me extraña que la Botella prefiera estar con sus nietos antes que con este tío......cada día está más feo y estropeado....agggg!!!!!