elEconomista.es

La semana perfecta de la Familia Real en Palma: Letizia y doña Sofía se adoran

4/08/2018 - 18:51

Después de tres años sin pisar el Naútico de Palma, donde el Rey compite en la regata que lleva su nombre, Letizia y sus hijas Leonor y Sofía se acercaron este sábado a las cuatro de la tarde y a unos 38 grados a la sombra, a los pantalanes del club, cuando los barcos llegaban de la mar en el último día de la competición.

La reina y las niñas besaron a don Felipe, dieron la mano a cada uno de los miembros de la tripulación, entraron en el interior del nuevo Aifos de la Armada, con el que el rey quedó en un buen sexto lugar, y posaron para la prensa, sonrientes y sin prisas.

El guión de la semana perfecta se había cumplido a rajatabla. La repentina ausencia de don juan Carlos, la sombra de Corinna y el rifirrafe de la catedral de Palma en Pascua, quedaron compensados con una insólita cercanía de la Familia Real como no se recordaba en Mallorca.

El lunes pasado, los reyes, la princesa Leonor y la infanta Sofía citaron a la prensa en el palacio de La Almudaina pocas horas después de su llegada Mallorca. Todo fueron facilidades para posar en distintos escenarios del palacio real. Por primera vez, Leonor y Sofía hablaron con los periodistas, animadas por su padre para que explicaran cómo habían sido sus vacaciones y cuáles eran sus aficiones deportivas.

Al día siguiente martes, el sorprendente paseo de doña Sofía, sus nietas y Letizia por distintos mercados del centro de Palma, escenificó la recuperada armonía familiar. El jueves siguiente, don Felipe, la infanta Elena y la princesa Irene de Grecia se unieron a la nueva salida familiar, esta vez para asistir al concierto del violinista Ara Malikian en Port Adriano. El mensaje: los reyes aprecian Mallorca, disfrutan con la familia de la isla, del mar, de su oferta cultural.

Sin fotos ni publicidad, don Felipe y Letizia tuvieron su noche privada de amigos. Con el músico Jaume Anglada, su esposa y otra pareja más, salieron otra noche para tomar unas copas en Puro Beach, el chiringuito de moda en la playa de Illetas, muy cerca de Marivent.

Y el viernes, a su llegada a la recepción a las autoridades y la sociedad balear en La Alamudaina, los reyes pudieron comprobar que los manifestantes a favor de la monarquía y el orden constitucional, eran muchos más y más sonoros que los pocos independentistas y radicales que le pitaban al otro lado de la acera.

La presencia de la reina y sus hijas en el final de la regata culmina esa semana que devuelve la normalidad a las vacaciones mallorquinas que habían despertado más inquietud y expectación. Y la reina tuvo una satisfacción añadida en la protocolaria recepción oficial en La Almudaina. Cuentan que le encantó conocer al mallorquín Jaume Ripoll, fundador de Filmin, la primera plataforma de cine y series on-line de España y director Atlántida Film Fest, el festival de cine on-line más grande del mundo. Hablaron de cine, naturalmente y Letizia le confesó a Ripoll que siempre que puede, ve dos películas al día. Es una de las grandes aficiones de la reina.

Finalizada la Copa del Rey de vela, en la que el rey Felipe tomó parte, la familia real salió a cenar fuera como una familia más. Una vez hubieron aparcado los vehículos, llegaron caminando hasta el restaurante elegido, uno de los más populares de la isla.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 2

#1
05-08-2018 / 22:55
peka
Puntuación 3   A Favor   En Contra

H-I-P-Ó-C-R-I-T-A-S

Dejen ya de fingir, que no nos importa en absoluto, la decadente monarquía española.

#2
06-08-2018 / 18:50
postureo
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Postureo total. Todo de cara a la galería.

Doña Sofía una señora de la que no hay que decir, siempre ha estado correcta y educada. Ha cumplido el papel que le fue encomendado.

Leticia deja mucho que desear.