elEconomista.es

La princesa Salma de Marruecos reaparece en Portofino tras su polémico divorcio del rey Mohamed VI

3/08/2018 - 13:28

Lalla Salma (40), ex mujer del rey Mohamed VI, ha sido vista paseando con sus hijos por Italia. La princesa llevaba sin aparecer en público desde el 12 de diciembre de 2017, días antes de que se confirmara su divorcio con el monarca y desapareciera del país.

La princesa Salma estaba en paradero desconocido. La periodista marroquí Meriem Said, que trabaja para el canal panárabe MBC, ha asegurado haberse cruzado recientemente en Italia con la princesa y sus dos hijos, Moulay Hassan (15) y Lalla Khadija (11).

La desaparición de la princesa y las especulaciones sobre su divorcio afloraron cuando el rey Mohamed VI (54) se sometió a una operación quirúrgica de corazón en París el pasado 27 de febrero y se difundió una imagen en la que aparecía el monarca rodeado por su familia, pero sin su mujer. Esta ausencia se sumó a otras en los diferentes actos públicos celebrados en los meses anteriores.

Una vez el divorcio parecía un hecho, Salma se enfrentó a los comentarios negativos en las redes sociales y en los medios marroquís, en los que era tachada de "déspota" y "ambiciosa" y también poco interesada por la salud de su marido, entre otras cosas. Ella, entonces, decidió desparecer.

Según pudo saber Informalia, consultando a algunos personajes de la corte real, la princesa Salma fue víctima de los manejos de las tres hermanas del rey, las princesas Meriem, Hasna y Asma, a las que el monarca siempre ha estado muy unido. "Ha sido la fuerza de la sangre que ha pesado más que el matrimonio. Ellas mismas están divorciadas de hombres que tampoco eran del círculo real y siempre han contado con el apoyo de sus hermanos Mohamed (el rey) y el príncipe Moulay Rachid, más que un hermano, mano derecha del monarca alauita", nos decían.

En su país, donde han asegurado que se trata "una rebelde con causa", la describieron como "una chica universitaria y que había trabajado, conservó a sus amigas de siempre, viajaba con ellas, se compró una casa en Grecia y no aceptó todo lo que le imponía el clan femenino de la familia". Además, hace unos meses, dijeron que el rey Mohamed VI y su clan le dieron una fortuna para vivir espléndidamente, en el ostracismo más absoluto, eso sí, y sin poder hablar sobre su relación con el monarca.







Comentarios 0