elEconomista.es

Adriana Abenia presenta a su hija: "Luna no para de berrear"

1/08/2018 - 10:37

La presentadora ha posado por primera vez junto a su primera hija, que nació el pasado 17 de julio en el hospital Montepríncipe de Madrid. Adriana Abenia (34) ha contado cómo vivió el parto y ha hablado de su reciente maternidad. "Tenía el instinto maternal dormido y afloró en cuando me la pusieron en brazos. Ahora ya no me imagino la vida sin ella", ha declarado.

Abenia ha explicado en declaraciones a la revista Semana cómo han sido los primeros días con Luna en casa: "Alucinantes, estamos muy felices, los dos embobados como todos los papás. Mi padre dice que es un ángel pero eso porque no la ha visto por la noche que no para de berrear".

Además, Adriana ha rememorado el parto: "Fue largo, duró dos días. Yo a partir del cuarto mes necesité pincharme eparina y para poder ponerme la epidural necesitaban que pasaran entre 12 y 24 horas desde el último pinchazo. Me lo programaron y estuve dos días dilatando con contracciones. Ingresé un lunes a las ocho de la mañana y nació el martes por la tarde".

La periodista maña también ha desvelado lo que sintió al ver a Luna: "Sergio lloró y entonces yo me emocioné muchísimo. Creo que dejé de temblar a las dos horas cuando terminé el piel con piel".

Asimismo, la periodista ha explicado por qué ha decidido hacer lactancia mixta: "Quiero compaginar el trabajo con la maternidad y si tienes esa dependencia con el bebé es más difícil salir de casa. Le doy el pecho por la mañana ya a la noche y el resto biberones. En este sentido las mujeres tenemos que respetarnos y que cada una haga con lo que mejor se sienta. No veo bien que haya tantas críticas sobre cómo alimentar a tu bebé, cada una lo hacemos lo mejor que podemos".

Por otra parte, Abenia ha hablado sobre la presión de las mujeres de estar perfectas nada más dar a luz a un hijo: "Engordé seis kilos y los he perdido en seis días. Me queda tripa, pero es algo que la mujer tiene que normalizar porque cuando salimos del hospital tenemos la tripa lógica que te queda. Yo en lugar de ocultarla prefiero enseñarla, porque estoy muy feliz de haber dado vida".







Comentarios 0