elEconomista.es

La Reina (o su madre) pagan el calzado ecológico de la princesa Leonor y la infanta Sofía

31/07/2018 - 13:13

La ecología, el medio ambiente y la salud son norma en la vida cotidiana de los reyes y sus hijas. Tanto es así que doña Letizia lo deja claro en sus cenas privadas con amigos. Testigos de una de estas veladas aseguran que la mujer de Felipe VI afirmó rotunda: "En mi casa no entran ni el azúcar ni la harina, son dinamita".

Mientas que pronunciaba estas palabras ante los reunidos en la mesa del restaurante, les aconsejaba que eligieran las verduras y los pescados frescos de la carta y huyeran de los fritos como de la peste.

En esta línea, madres del colegio donde estudian Leonor y Sofía también cuentan que las niñas no comen chuches ni los dulces habituales de las fiestas de cumpleaños por prescripción familiar, aunque también nos ha llegado que don Felipe, almorzando solo con amigos en un conocido restaurante asturiano, cercano a la plaza de España de Madrid, se comió todo un chuletón de la mejor ternera de Galicia.

La fijación de la Reina por lo saludable llega también al calzado de sus hijas. Las sandalias de cuña del número 37 que llevaban Leonor y Sofía en el posado del domingo en el Palacio de la Almudaina en Palma eran de lamé y plata, las de Leonor, y rosa las de Sofía. Dichos modelos, creados por la diseñadora valenciana Sara Navarro, tenían un coste inicial de 120 euros, rebajado a 90 estos días.

Se trata de un modelo de sandalias llamado Thunderbird, tiene una hebilla biodegradable de niquel ecológico y el resto de sus materiales, yute, algodón y caucho, son todos naturales, biodegradables y traspirables. Son sandalias blandas y cómodas para los pies, algo que es prioritario para la reina en cuanto al calzado de sus hijas.

Hace años que la familia Ortiz-Rocasolano es cliente de Sara Navarro, cuyos zapatos de alta calidad y cien por cien artesanales compraban ya cuando la familia todavía vivía en Asturias. Una vez instalados en Madrid, las adquirían en El Corte Inglés o en la tienda que la diseñadora tenía en la calle de Jorge Juan.

Ahora que Sara Navarro sólo vende on line, los modelos para la Casa Real se les hacen llegar a Zarzuela en fotos o directamente, para que la Reina y su madre Paloma Rocasolano, clientas de la firma desde hace años, elijan las sandalias que quieren para ellas y para Leonor y Sofía. A veces, es la abuela Paloma quien paga los dos pares que regala a sus nietas. Y si no, es Letizia quien abona religiosamente el importe de las exclusivas alpargatas.







Comentarios 1

#1
13-08-2018 / 22:29
FRANKIMOMIA
Puntuación 1   A Favor   En Contra

ANDA¡¡¡¡ Y YO QUE ME PENSABA QUE LO PAGABAMOS TODOS LOS ESPAÑOLES...........ILUSO DE MI.