elEconomista.es

Pierre Casiraghi no competirá este año en las regatas de Palma pero está en Mallorca con su esposa

27/07/2018 - 11:22

La Copa del Rey de Vela, patrocinada por Mapfre, es más que un evento deportivo. En Mallorca se citan los regatistas más importantes del mundo. En torno a la competición, las marcas patrocinadoras invitan también a caras conocidas de la sociedad, la moda o el mundo del espectáculo.

Este año, están confirmados Alex Riviere, Luis Medina Abascal, Esmeralda Moya, Ona Carbonell y la modelo brasileña del calendario Pirelli, Emanuela de Paula. En las dos pasadas ediciones, la presencia de Pierre Casiraghi y su catamarán volador, el Malizia, elevó el nivel de la parte social y fue un gran atractivo para la prensa. El segundo hijo de Carolina de Mónaco y su esposa Beatrice Borromeo formaban la pareja más glamurosa del Club Naútico de Palma, siempre correctos y atentos con todo el mundo, incluidos los periodistas. El anuncio de que este año de que el Malizia no participaría en la Copa fue toda una sorpresa, ya que Casiraghi había declarado en Palma que le gustaba mucho Mallorca y estaba encantado con la organización y la categoría de la regata.

En Palma se dijo que el nacimiento de su segundo hijo el pasado mayo, era la causa de que el matrimonio no estuviera el próximo lunes en la competición. Sin embargo se rumorea que el hijo de Carolina y Stefano Casiraghi y su esposa han alquilado la misma casa que años anteriores, situada en el interior de la isla y ya se encuentran allí. Otras fuentes indican que la ausencia de Pierre podría deberse a diferencias con alguna marca comercial. Es llamativo que el pasado mes de abril, Casiraghi estuviera entrenando con el Malizia en la bahía de Palma y además condujera en exclusiva el nuevo BMW i8 Roadster, un superdeportivo híbrido enchufable y descapotable, cuya presentación internacional tuvo lugar en la isla. Y además, el joven príncipe se reunió con el equipo de tecnología de BMW para aplicar las altas prestaciones tecnológicas de la firma automovilística a su velero. A pesar de su ausencia como regatista, la organización de la regata le ha invitado a algunos eventos, como la Fiesta de Armadores en el Naútico, que reúne a todos los que compiten y en la que los dos últimos años Pierre y Beatrice se lo pasaron en grande. Pero su asistencia sigue siendo una incógnita.







Comentarios 0