elEconomista.es

Cesc Fábregas y Daniella Semaan montan un fiestón post-nupcial en Ibiza

25/07/2018 - 12:02

El futbolista y la libanesa han elegido la isla de Ibiza para celebrar su boda por todo lo alto este martes con una fiesta a la que no han faltado sus grandes amigos, Leo Messi y su mujer, AntonellaRocuzzo. La celebración llega dos meses después de que Cesc Fábregas (31) y Daniella Semaan (43) se casaran en Inglaterra en una ceremonia íntima.

El pasado 15 de mayo, el deportista y su mujer sorprendían a todos sus seguidores al publicar una fotografía en Instagram del día de su boda: se habían convertido en marido y mujer por sorpresa. Ahora, dos meses después, Daniella y Cesc han querido tener su fiesta de bodas rodeados de amigos.

Para ello eligieron el islote privado de Sa Ferradura, conectado con la localidad ibicenca de Sant Miquel, un lugar "conocido y querido" por el matrimonio, según han señalado desde la organización del evento. Además, la misma fuente ha asegurado que fue Semaan quien decidió que era "el mejor sitio para vivir la emoción de un día tan importante".

Para la fiesta, Daniella se decantó por un vestido de encaje y brillos en color blanco, escote en V, hombros al descubierto y una enorme abertura frontal, firmado por el diseñador libanés Georges Hobelka, que también diseñó el traje blanco del novio.

Para complementar el look, la empresaria eligió unos altos zapatos de pulsera y unas joyas de Nsouli Jewelry, entre las que estaba un brazalete brillante con su nombre y el de Fábregas. En cuanto a su beauty look, ha preferido llevar el pelo suelto, como ya hizo en su enlace en Inglaterra en mayo.

Los tres hijos de la pareja acudieron vestidos de blanco, igual que sus padres, aunque no así los dos hijos mayores de Daniella, fruto de relaciones anteriores. María Taktouk, que cumplió 18 años hace unos meses, acudió junto a su novio luciendo vestido en tono nude con pedrería rosa y amplio escote en V; mientras que Josep, de 14 años, se decantó por un traje azul con camiseta del mismo tono y detalle en las solapas.

El lugar tiene una mansión privada con más de seis suites de lujo, spa, piscina, jacuzzi, gimnasio, bodega y casi 800 metros cuadrados de terraza. Además, a la entrada de la casa hay una alfombra roja para que los invitados a las fiestas posen con sus mejores galas. Hasta allí viajaron los futbolistas del Barcelona y sus parejas, como Jordi Alba y Romarey Ventura, Pedro Rodríguez, Carles Puyol y Vanesa Lorenzo o Sergio Busquets y Elena Galera.

Tampoco se perdieron la celebración sus grandes amigos, Luis Suárez y Sofía Balbi, así como Lionel Messi y Antonella Roccuzzo, quienes tenían un papel especial en la fiesta junto a sus hijos. 







Comentarios 0