elEconomista.es

Malia Obama se hace carantoñas con su novio por las calles de París

20/07/2018 - 13:37

La hija mayor de Barack y Michelle Obama se encuentra disfrutando de unos días de descanso antes de volver a la universidad. En sus vacaciones, Malia Obama (20) ha visitado París en compañía de su novio, el británico Rory Farquharson, con el que ha protagonizado un paseo de lo más romántico.

Cogidos de la mano, abrazándose o besándose, Malia y su chico desprenden amor por los cuatro costados. Prueba de ello es el romántico paseo que dieron por la capital francesa este domingo. Los jóvenes aprovecharon que en Francia estaban de celebración tras ser campeones del Mundo para recorrer los rincones más emblemáticos de Paris sin las hordas de turistas que ocupan sus calles.

En la cita, Malia utilizó un vestido veraniego en color nude, que complementó con unas botas negras, calcetines blancos y un bolso marrón, dando como resultado un look muy casual. Su chico, por su parte, llevaba una camiseta blanca con pantalones deportivos azules y zapatillas rojas con detalles blancos y negros.

Después del paseo, se cambiaron para asistir al concierto que Beyoncé y Jay Z ofrecieron en el Estadio de París y al que también asistieron Sasha, la hermana menor de Malia, y Michelle, la madre de ellas, quien a diferencia de sus hijas disfrutó el concierto en primera fila al lado de Tina Knowles Lawson, la madre de Beyoncé.

Los Obama terminarán sus vacaciones de verano en la exclusiva isla Martha's Vineyard, en Massachusetts, donde descansan todos los años. Habrá que ver si en esa ocasión Rory también apunta. El joven es hijo de Charles Farquharson, un empresario que dirige un fondo de inversión Insight Investment Management Limited, en Reino Unido. Comenzó a salir con Malia en noviembre de 2017, tras conocerla en la universidad de Harvard.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 1

#1
23-07-2018 / 00:30
elena
Puntuación 0   A Favor   En Contra

....Y le gustan los blanquitos....

Y a él le gusta el poder y la fama....

¿Amor de pacotilla?