Actualidad

Tom Jones, ingresado por una infección bacteriana

El cantante de 78 años se ha visto obligado a cancelar el concierto que tenía programado en el hipódromo de Chester (Inglaterra) tras ser hospitalizado, aquejado de una infección bacteriana por la que podría sufrir complicaciones debido a su avanzada edad.

Según su representante, Tom Jones se encuentra bien y evoluciona favorablemente, aunque "está desolado por la cancelación de sus conciertos".

El cantante galés siempre ha gozado de una salud de hierro. La última vez que visitó el hospital fue en agosto de 2011, tras finalizar un espectáculo en Mónaco. Aún sobre el escenario, se sintió indispuesto y fue trasladado al hospital Princesa Grace, donde le detectaron un severo problema de deshidratación. Aún así, en los últimos años su vida personal ha sido un tanto agitada, unas circunstancias que podrían haberle afectado. En 2016, Jones perdió a la que había sido su esposa durante 59 años, Melissa Rose, y un año después comenzó una relación con Priscilla Presley, la viuda de Elvis Presley.

Además, el pasado mes de febrero, una jueza obligó al artista a hacerse cargo de su hijo, Jon Berkery, un joven de 29 años que vive en la calle en Estados Unidos y que es fruto de una aventura entre el cantante de Sex Bomb y la modelo Katherine Berkery. Tras su muerte, el chico demandó al cantante para que le reconociera legalmente como su hijo y en 2008 una prueba de ADN confirmó el parentesco. Tras cumplir 18 años, perdió la asignación de 1.700 libras que recibía de Jones y la falta de oportunidades laborales le empujaron a la drogradicción. Tras perder su hogar, fue arrestado por posesión de drogas, entró en prisión y aunque ya es libre de la cárcel y de las drogas, duerme en bancos, en portales o en albergues.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin