elEconomista.es

Amancio Ortega reparte su herencia: Inditex para Marta y Pontegadea Inmobiliaria para Sandra

16/07/2018 - 10:17

A sus 82 años, el empresario gallego está a un paso de retirarse del mundo de los negocios para disfrutar de un merecido descanso entre amigos, partidos de fútbol, mus y jardinería. Para ello, ha dejado muy bien atada su herencia entre sus dos hijas: la mayor, Sandra (49), se encargará de la empresa que gestiona el inmenso patrimonio inmobiliario de su padre, mientras que Marta (34) será la accionista mayoritaria de Inditex, para cuya dirección lleva preparándose toda la vida.

La relación entre las dos hijas de Amancio Ortega no es demasiado cercana. Sandra, hija del empresario y Rosalía Mera (fallecida en 2013) reside en Riazor, está casada, es madre de dos hijos y protege con celo su vida privada. A penas se tienen fotografías suyas ya que ni si quiera acudió a la boda de su hermana con el jinete Sergio Álvarez.

A diferencia de ésta, que pisó alguno de los internados suizos más exclusivos del mundo, Sandra se educó en colegios públicos pero ha demostrado con creces su buen olfato para los negocios al mando de Pontegadea Inmobiliaria, la empresa que gestiona el imperio inmobiliario de su padre. A través de Ferrado Inmuebles, que depende del holding Rosp Corunna, Sandra ha multiplicado sus inversiones en los últimos años, ampliando incluso los países en los que está presente (España, Estados Unidos, Alemania y Portugal).

También constituyó en 2017 Ferrado Nacomporta, enfocado a la promoción y explotación de establecimientos turísticos y con el que va a desarrollar un resort en el sur de Portugal de la mano del gigante luso Sonae, una sociedad con 40.000 empleados, propietaria, entre otras de marcas, de Worten o Continente. Su mano derecha es su marido, Pablo Gómez.

Por su parte, Marta tiene acciones en la empresa inmobiliaria pero está volcada en su labor en Inditex y es una habitual en los desfiles de moda del mundo entero. De hecho, está prometida con Carlos Torretta, hijo del diseñador Roberto Torretta, tras haberse divorciado del jinete Segio Álvarez, padre de su hijo Amancio, a quien conoció practicando y compitiendo en otra de sus pasiones: la hípica. Ella será mayor accionista de Inditex, tal y como indica La Razón, controlando el 59,29% de la compañía, el paquete de acciones que pertenece a su progenitor y que controla a través de dos sociedades, Gartler y Partler 2006, cuyas vicepresidentas son su madre, Flora Pérez, que también tiene acciones propias en la compañía, y la propia Marta.

Como comentan las fuentes cercanas a los Ortega, con este reparto de la fortuna de Amancio Ortega, cada una de sus hijas se quedaría con una empresa líder en su sector y conseguiría así que el accionariado de ambas se mantuviera en la familia, que sigue siendo quien controla la mayor parte de las empresas también desde los puestos directivos, ya que no solo Marta, Flora y Pablo, el marido de Sandra, están en los consejos, sino que también hermanos de la mujer actual de Ortega en destacadas posiciones en Inditex.







Comentarios 1

#1
17-07-2018 / 00:28
Hortográfico
Puntuación 1   A Favor   En Contra

"... ya que ni si quiera acudió a la boda ..." Esto está escrito en el texto.