elEconomista.es

Meghan Markle se pone rebelde en Dublín

11/07/2018 - 14:23

Los duques de Sussex se encuentran de viaje en Dublín asistiendo a diferentes eventos en el que está siendo su primer viaje oficial desde que contrajeron matrimonio. Para ello, Meghan Markle ha llenado la maleta de vestidos de corte clásico y colores apagados con los que se ha saltado el estricto protocolo británico.

Meghan Markle (36) y el príncipe Harry (33) han viajado a Dublín, donde están asistiendo a diferentes eventos, como un encuentro con el presidente Michael Higgins (77) y su esposa, Sabina Coyne (74), en el que el perro de la pareja se ha convertido en el protagonista al pedirle unas caricias a la nueva nieta política de Isabel II. 

La actriz estadounidense, que ya es toda una it-girl, ha elegido un outfit fiel a la línea clásica que la caracteriza desde que forma parte de la familia real británica. En esta ocasión, ha optado por un vestido de manga larga y largo midi con adorno de volante frontal firmado por Roland Mouret y cuyo precio asciende a 1500 euros. Lo ha complementado con zapatos de terciopelo negro, un bolso de Fendi y pendientes de diamantes y oro blanco.

Unas horas antes, la esposa del príncipe Harry deslumbró en una garden party en la residencia oficial del embajador británico en Dublín con un look inspirado en las actrices de los años 40. Fue sobre todo su cabello, peinado con 'ondas al agua', el que recordó a la gran Gilda de Rita Hayworth. Meghan escogió un vestido de color negro con tirantes anchos y escote cuadrado firmado por Emilia Wickstead.

Parece que la nueva duquesa de Sussex le ha cogido el gustillo a los colores oscuros porque esa misma mañana estrenó otro modelo también de color negro, que no había usado hasta ahora ya que, según el estricto protocolo británico, está reservado a actos funerarios y homenajes póstumos. Fue en la celebración de los 100 años de Royal Air Force, celebrado en la abadía de Westminster. El vestido, firmado por Dior, es de seda, manga francesa, largo midi y escote barco, todo un clásico ya en el armario de Meghan.







Comentarios 0