Actualidad

La infanta Cristina pudo haber entrado en la cárcel de Brieva en coche sin ser vista

Sobre la entrada de la infanta Cristina de Borbón en la cárcel de Brieva se ha especulado mucho desde que publicamos que la esposa de Iñaki Urdagarin había venido a España el pasado fin de semana.

Mientras que este martes se decía en algún programa de Telecinco que era imposible que la hija de don Juan Carlos atravesara el acceso al recinto sin ser vista, apenas 48 horas después, en el mismo espacio y en la misma cadena se afirmaba exactamente lo contrario: "La prensa no podrá captar la imagen de la infanta Cristina entrando en la cárcel de Brieva. Muchos medios de comunicación siguen todavía apostados en la puerta del centro penitenciario a la espera de este momento, pero la infanta podría entrar en un vehículo de cristales tintados hasta el parking", reconocían ahora en El Programa de AR.

En efecto, la seguridad exterior de los recintos penitenciarios es competencia de la Guardia Civil. Basta una petición del servicio de escolta de doña Cristina para que la Benemérita y la dirección de la prisión autoricen la entrada de su coche oficial al aparcamiento privado. Eso explica por ejemplo que no viéramos a Urdangarín entrar en la cárcel.

El pasado martes, Informalia publicó que Cristina de Borbón visitó a su marido en Brieva el fin de semana, y en en El Programa de AR algunas tertulianas insistieron en que era imposible porque necesariamente habría sido vista: "Cristina tendría que entrar como está previsto por la única puerta de entrada, identificarse, ver el interior de su bolso", dijo Paloma García Pelayo, a lo que Paloma Barrientos dijo que estaba absolutamente de acuerdo. Sin embargo, el martes ya estaba vigente la normativa que hoy esgrime la misma periodista para decir lo contrario, y en el mismo programa: que Cristina sí puede entrar sin ser vista. 

"No vamos a poder verla porque va a cumplir la normativa que hay. A Urdangarín no le hemos visto entrar en la cárcel, que entró en su coche, porque la prisión de Brieva tiene un parking dentro de la prisión", razonaba Paloma Barrientos, asumiendo una información de El Confidencial que, evidentemente, la periodista no conocía el martes, de lo contrario no hubiera dicho que era imposible que la hermana de Felipe VI entrara sin ser vista.

Sin embargo, esa misma información, que contradice a la propia Paloma Barrientos en su versión de martes, dice que la infanta Cristina podría entrar por ese parking por una cuestión de seguridad y porque el recinto de la cárcel lo cubre la Guardia Civil. Recordemos que los escoltas de la infanta son guardias civiles. Y por tanto pueden pedir que, por seguridad, la infanta entre hasta dentro. No solamente reconocen que puede entrar sin ser detectada sino que la propia contertulia decía tajante: "No la vamos a ver nunca". O sea, que si hubiera entrado, no la habríamos visto. 

Es más, hay una normativa, como recogía el digital, según la cual, una vez admitido un recluso dentro del establecimiento, se procurará que el procedimiento de ingreso se lleve a cabo con la máxima intimidad posible.

También se negó en el programa que hubiera una segunda puerta de acceso a la cárcel, tal y como se había afirmado en la misma cadena días atrás. Fue el reportero Kike Calleja, desplazado a la prisión abulense, quien contó en Mediaset que había una segunda entrada lateral.

 El reportero dijo en Telecinco que había una puerta lateral en Brieva, además de la principal, por la que podría haber entrado Cristina sin ser vista.

Paloma Barrientos corrigió este jueves a su compañero: "La única entrada que hay para acceder a la cárcel se llama Avenida de José Antonio", si bien reconoció que "hay en el lateral un caminito desde donde se puede ver el interior de la prisión y el interior del aparcamiento". 

Por otra parte, una información de El Confidencial digital afirmaba que este miércoles por la mañana Iñaki recibió la visita en la cárcel de su madre, a la que vimos llegando de Ginebra de visitar a la infanta el pasado sábado. Tampoco hay que sepamos documentos gráficos que así lo verifiquen. Y en este caso tampoco tenemos conocimiento de que haya testigos. Sin embargo, algunos medios han dado por cierta esta información, que bien podría ser cierta.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin