Actualidad

La hija de José Bono se gradúa y deja la elititista escuela suiza de 70.000 euros al año

La familia se ha trasladado este jueves a Lausanne (Suiza) para celebrar la graduación de Sofía, que ha estudiado durante el último año en Brillantmont School, uno de los colegios más elitistas de todo el mundo y cuya matrícula cuesta 70.000 euros al año.

José Bono (67), Ana Rodríguez (60) y su hijo, Jose Junior (34), han arropado a la pequeña de la familia el día de su graduación, tal y como han mostrado en las redes sociales. Sentados alrededor de una mesa, han compartido una divertida velada acompañados de algunos amigos para celebrar que Sofía acaba el colegio y comienza la universidad, donde llegará más que preparada tras pasar un año en uno de los mejores colegios del mundo.

Tal y como adelantó Informalia hace un año, tan sólo 150 adolescentes, de edades comprendidas entre los 11 y 18 años, ocupan las aulas de Brillantmont. Todos los internos se levantan a las 7 de la mañana de lunes a viernes para estar en clase a las 8:30, donde permanecen hasta las 15:50. Sin embargo, la actividad en el campus se prolonga cada jornada hasta las 20:30 con actividades extraescolares y otras horas designadas para los deberes diarios. Los alumnos practican todo tipo de deportes y realizan excursiones a los Alpes, donde disponen de su semana blanca para esquiar. En dicho centro suizo también se potencian las dotes artísticas con clases de canto e interpretación, además de las de dibujo, escultura, fotografía, diseño digital, periodismo y aprendizaje de varios instrumentos musicales (piano, guitarra, violín)... Una enseñanza exclusiva que les ha costado a José Bono y su ex mujer 70.000 euros.

Faltaban, eso sí, sus dos hermanas: Amelia (37), que está centrada en su participación semanal en el concurso Bailando con las estrellas, donde ha sido toda una revelación; y Ana (36), volcada en el cuidado de su hija, que cumplirá su primer año el próximo mes de julio. Quien sí estuvo fue su hermano, José, para el que Sofía (17) es su ojito derecho: "Cuando ella llegó a casa yo tenía 17 años (Sofía es de origen chileno y fue adoptada en 2001 cuando tenía siete meses). Ella es la mejor herencia que me pueden dejar mis padres, cambiaría todo lo que me leguen por estar siempre con ella", dijo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin